Aló conciencia, es hora de despertarse

Por: José Luis Méndez. 2019.

Promoción PPS’73, La Chorrera.

Cuando todas las luces están prendidas pero la casa está vacía. Quién de mente clara haría eso?

Vivimos en tiempos donde hasta para respirar el oxígeno se paga un precio para evitar su contaminación. También para reducir los metales pesados introducidos en el agua potable.

El llanto de clemencia, por seres humanos, es audible; pero no es más que una reacción al desasosiego de querer y no poder tener lo más avanzado en tecnología. Los recursos naturales se extinguen por la exuberancia de vivir a la par de un progreso nocivo [e insostenible] al planeta.

Darwin, en su teoría de la evolución de especies, explica que para que exista un balance, la naturaleza es selectiva. La evolución de especies es un laboratorio equilibrado con cambios y ajustes donde las especies más débiles serán remplazadas por las más fuertes. Cuando se introducen variantes sintéticas y anormales a un proceso natural ese equilibrio se pierde. La naturaleza es sabia y se ajustará hasta volver a su equilibrio.

Lo que nosotros, como la especie más dañina al ambiente, no sabemos es cómo la naturaleza se ajustará. Frankenstein a la potencia de 100, 1 000?

Los progresistas nos entretienen en NatGeo, Discovery y Science Channel con programas del descubrimiento de cientos de planetas en áreas interestelares habitables, en lo que llaman “the Goldilocks Zone”. Es el área con condiciones excepcionales para sostener vida a nivel molecular y evolucionar como nuestro planeta lo hizo y continua haciéndolo. Ni muy frío ni muy caliente, orbitando alrededor de su propio sol; estable nuclearmente como el nuestro.

Nuestro Sol en 5 millones de años, perdida su fusión, se expandirá antes de perder la batalla gravitacional y consumirá a la Tierra en un horno de fuego. Pero, al paso que vamos, en menos de 5 millones, nuestro planeta será tan árido como Marte.

Es posible que la naturaleza nos detenga antes que eso ocurra y ofrezca nuestros cuerpos inmóviles a las aves de rapiña por haber respetado, más que nosotros mismos, el orden y el equilibrio natural. Cada vez que usamos un dispositivo electrónico para nuestro deleite, que requiera energía, estamos contribuyendo a la destrucción del ozono, en algún lugar de la tierra. Lo más actualizado, lo más grande y en abundancia dará la impresión de glamour.

Es esa obsesión sin límites la que contribuye a la sistemática erosión del balance natural del planeta. Ya somos muchos, multiplicándonos desenfrenadamente. Nuestro planeta se indigna de tanta intolerancia.

La naturaleza, en su infinita tarea de mantener un orden, reaccionará ante la irresponsable agresión a lo que le tomó millones de años crear; la harmonía entre las especies y la supervivencia de la vida en el planeta. La naturaleza va a purgar lo que no sirve y pagarán justos por pecadores; es cuestión de tiempo. En el reloj de la evolución somos un nanosegundo y borrar nuestra existencia perversa y tóxica sería la solución más efectiva, en vez de seguir esperando que la terquedad humana finalmente se erradique por sí sola.

Conservemos y no malgastemos!

EL BIOMUSEO DE PANAMÁ

Por: Amy González. Mayo 2019.

Introducción a la Ecología. Informe de gira. Registros Médicos y Estadísticas de Salud. Facultad de Ciencias Naturales, Exactas y Tecnología. universidad de Panamá.

–///–

El domingo 19 de mayo, citados los estudiantes del curso a las 10:00 a.m., nos reunimos en la entrada principal del Biomuseo. Era la primera vez que asistía a este lugar, pensando que no tendría nada que pudiera llamar mi atención. Desde que abrió las puertas solo había apreciado la estructura por fuera, y me preguntada por el significado de los colores llamativos del techo.

En , ¡el Biomuseo es tan atractivo! No tenía conocimiento de quién lo había diseñado y cómo se inspiró su creador para realizar un diseño tan ingenioso y atractivo.

Iniciamos el recorrido con la profesora del curso. Un joven muy amable, atento y carismático empieza pidiendo que identificáramos la frase que se encuentra en la entrada principal del Biomuseo, en la cual se puede leer “Panamá Puente de Vida. Esta frase, después de conocer la realidad de la diversidad de vida que ha pasado por nuestro país desde tiempos inmemoriales -contada por episodios en las diferentes salas del museo-, toma significado al aprender los motivos y las aventuras de supervivencia de cada especie. Cada una se tomó el riesgo de realizar tan peligrosa y afanosa travesía por razones de falta de alimento y clima apropiado para reproducirse y sobrevivir.

Figura 1. Vista del Biomuseo

La primera sala está llena de conceptos de biodiversidad e historia, con definiciones y detalles de los recorridos de las aves migratorias; el cómo se ha venido apreciando en el Istmo de Panamá. Dentro del pasillo se encuentra la primera galería en el recorrido. Allí está el mural de algunas aves migratorias. Estudios recientes indican la magnitud de este movimiento. Se estima que hasta dos millones de aves se detienen en los fangales de la bahía de Panamá; este es el centro de pase de las aves migratorias.

La pregunta difícil es ¿por qué migran las aves? Según estudios realizados por biólogos es por diferentes razones. Una de ellas es debido a cambios provocados por el ser humano; otras, el cambio climático, la escasez de alimentos o la degradación de su hábitat. Cada especie tiene hábitos diferentes, por lo que cada una de ellas tiene una historia distinta.

El largo recorrido de las aves en la migración no está libre de peligros puesto que los gatos domésticos son las principales causas de muerte de aves. Otros riegos son las torres cubiertas de cristal y la expansión de las ciudades. El ser humano, de seguir así, llevaría a que un gran porcentaje de las especies puedan desaparecer en los próximos años.

Figura 2. Aves Migratorias.

Frase al iniciar esta galería “Aquí empieza tu historia”.

De acuerdo a los comentarios de un nuevo guía, que nos ilustra de cómo Panamá cambió la biodiversidad del mundo, hace 3 millones de años. Numerosas especies, tuvieron la oportunidad de migrar. Las especies existentes en América, tuvieron la oportunidad de efectuar travesías de norte a sur y de sur a norte, aprovechando la remodelación del paisaje geográfico.

Se sustenta que el Istmo de Panamá emergió de las aguas y unió las dos Américas. Adicional a estoseparó el océano Pacífico del mar Caribe. Dependiendo de los diferentes hábitats en los cuales se encontraban estas especies, ellas buscaban lugares más apropiados para poder refugiarse, alimentarse de encontrar temperatura y ambiente adecuado, poder reproducirse. Se produjo un gran intercambio entre los diferentes tipos de especies. Algunas especies se enfrentaron a grandes batallas por la supervivencia. Por ejemplo, investigaciones realizadas permiten pensar que el tigre diente de sable, nativo de América del Norte, mantuvo lucha y enfrentamiento con el Perezoso Gigante nativo de América del Sur.

 

Figura 3. Diente de Sable

Cuando los humanos llegaron a Panamá encontraron muchas especies de animales grandes, como perezosos gigantes, gliptodonte, caballos y mastodontes. La mayoría de estos se extinguieron hace miles de años. Los caballos sobrevivieron al viejo mundo y fueron reintroducidos en América por los españoles en el siglo XVI. 

Los primeros pobladores de Panamá

De quienes hay evidencia confiable fueron cazadores-recolectores llamados paleoindios. Su presencia data de por lo menos 11500 a.C. Es probable que otros hayan llegado antes; hay poca información sobre ellos.

Para el año 12500 a.C., los seres humanos ya habían alcanzado Suramérica, así que algunos debieron haber pasado antes por Panamá. Una de las imágenes en esta galería muestra a un paleoindio tallando una punta de piedra con un martillo de hueso en la Cueva de los Vampiros.

Transformaciones en el siglo XX

Panamá experimenta cambios radicales desde 1900. Su importancia para el comercio mundial es aún mayor gracias al Canal. Pero el vertiginoso crecimiento demográfico y un desarrollo desmedido amenazan su riqueza natural.

La tierra transformada

Nueva flora y fauna cambian la agricultura. Los españoles, desde 1501 a 1900 d.c, trajeron a Panamá nuevos cultivos y animales domésticos de todas partes del mundo, que pronto se integraron a la agricultura local, junto con las plantas domesticadas en América. Las fincas ganaderas se extendieron, transformando gran parte del paisaje panameño.

Los acuarios

Luego entramos en la tercera galería donde se encuentran dos tanques oceánicos. Cada uno mide 10 metros de alto y 5 metros de ancho. Hay aproximadamente 1154 réplicas exactas de corales que habitan en nuestros mares. El tanque del Caribe panameño tiene pequeños grupos de muchas especies de peces coloridosCuenta con aproximadamente 63. En el Caribe, en aguas claras, hay más luz, y los peces usan pistas visuales para encontrar pareja o defender su territorio. Los patrones llamativos también los esconden entre el coral. Son menos abundantes. Aunque algunas especies nadan en grupos pequeños, la mayoría tienen hábitos solitarios.

El tanque del Pacífico cuenta con 85 especies de peces. La temperatura cambiante limita el crecimiento de los corales. Los ríos, por otra parte, traen mucha agua dulce y sedimentos que limitan el crecimiento de los corales en el Pacífico panameño. 

Las aguas del Caribe y del Pacífico se mezclaban sin problema hasta que surgió Panamá. Ahora, el agua que se evapora en el Caribe deja su sal atrás y cae como lluvia (agua dulce) en el Pacífico. Con los siglos, el agua del Atlántico se hace más salina que la del otro lado. Esta diferencia de salinidad agranda la corriente del Golfo y empiezan nuevas corrientes que le dan la vuelta al planeta, repartiendo el calor de los trópicos al resto del mundo. Se desencadenan cambios por doquier: Groenlandia se congela, África cambia sus bosques por sabanas y Europa con inviernos más cálidos. Panamá literalmente cambió el mundo para siempre.”

Nos tocó avanzar para seguir con nuestro recorrido luego de ver los dos tanques oceánicos.

La red viviente

La siguiente sala, la Red Viviente, presenta una escultura de 15 metros de alto. Expone la inmensa biodiversidad del bosque húmedo tropical de la isla Barro Colorado. Los visitantes pueden explorar las relaciones que hay entre los seres vivos de los bosques tropicales panameños. Tienen la oportunidad de descubrir cómo todas las especies del bosque húmedo son importantes para la supervivencia del ecosistema.

Figura 4. Red Viviente

La quinta sala Panamá es el Museo, es una galería que utiliza tecnología de punta con pantallas táctiles, proyectores y sensores de movimiento, convirtiéndola en una galería única en Latinoamérica. Para llevar al visitante a experimentar las relaciones entre la diversidad biológica y cultural del país.

En el área de la librería se encuentran la mandíbula de un megalodon y el tamaño de sus dientes. Fue el tiburón más grande que jamás ha existido, y puede haber alcanzado una longitud de más de 16 metros. Es digno de admirar.

Por último, el Biomuseo continua creciendo, sumando nuevas historias al parque de la Biodiversidad, un espacio de 2,5 hectáreas que rodea el edificio, que abre al público dos nuevos jardines con actividades gratuitas para toda la familia. El Jardín del agua cuenta con un pequeño estanque de agua dulce en el que viven diversas plantas acuáticas. Cuenta la historia del ciclo del agua, la importancia de la diversidad y la complejidad de los ecosistemas acuáticos. Es el hogar de diversas especies de animales.

 

Figura 5. Jardín de agua

El Parque de la Biodiversidad es una galería que revela los secretos naturales y expande la experiencia de los visitantes. Combina la comodidad y tranquilidad de un parque urbano con la riqueza cambiante de un bosque natural. Cuenta con plantas nativas y exóticas, mostrando a Panamá como un lugar de gran diversidad vegetal y alimenticia.

Figura 6. Parque Biodiversidad 

Conclusión

El Biomuseo estimula a la comunidad a enriquecer su conocimiento sobre la biodiversidad de Panamá. No solo es una estructura llamativa sino un lugar de abundante cultura. Los elementos destacados en el informe son algunos conocimientos que se quedaran en la memoria luego de esta gira.

Sin duda regresaría y sé que al regresar descubriré otros elementos nuevos que no pude apreciar la primera vez.

Hace un llamado a la conciencia para cuidar la gran biodiversidad de nuestro planeta. Un lugar turístico del que podemos estar orgullosos, y en palabras del Arquitecto diseñador: “debe contar una historia a las generaciones futuras“.

Un monito llamado Monín

Yadira Ofmara Rivera. 2019, junio.

Ficha y cuento ecológico. Asignatura: Eco 105. Escuela de Estadística y Archivología. Licenciatura en Registros Médicos y Estadística de la Salud. Facultad de Ciencias Naturales, Exactas y Tecnología. Universidad de Panamá.

Solía ir todas las vacaciones a donde mi tía, que vivía en Villalobos. Me parece que fue la última vez que pasaba donde ella, cuando ocurrió lo que voy a contar.

Todos los mediodías visitábamos a una señora llamada Anita, para hacerles los mandados porque ella era muy anciana y estaba enferma. La señora Anita era muy agradable; tenía como vecinos a una familia conformada por dos niños, sus padres y un mono pequeñito, lindo e inteligente, que se llamaba Monín. Los niños lo maltrataban. Monín tenía la colita partida y era muy temeroso. 

Pasados los días, la señora Anita me preguntó si quería mango, que la acompañara a buscarlo a donde una vecina. Allí, en ese instante, conocí a ese animalito lindo. La vecina me preguntó si yo lo quería porque sus hijos no lo apreciaban y ella ya no sabía qué hacer. Así que acepté. Me dijo que el lunes próximo llegará temprano a buscarlo y no dijera nada porque me lo daría sin que sus hijos se dieran cuenta. Al lunes siguiente me dieron al monito, era lo más lindo que había visto, muy carismático y juguetón.

En aquel tiempo habían programas como Martínez Blanco y Éntrese a Ganar, entre otros, y una vecina tuvo una idea, que llevara a Monín para darlo a conocer y hablar de él. Me pareció una gran idea llevarlo y presentarlo. Para sorpresa nuestra, Monín se llevó el segundo lugar del programa; fue una gran emoción. Gracias a esta oportunidad recibimos una llamada, a la semana siguiente, de unos biólogos norteamericanos que querían saber sobre Monín. Deseaban conocerlo por ser parte de una especie en peligro de extinción. Querían hacer un estudio en el embalse Gatún, por ejemplo, determinar cuántos monos había en el área. Así, biólogos norteamericanos y panameños que estaban prestando sus servicios en ANCON (Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza), trabajaron juntos en ese estudio para el cual, Monín fue muy importante. A partir de él pudieron obtener mucha información sobre su especie. 

Fue una experiencia muy linda ya que se pudo ayudar a la preservación conservación de esos monos. Estos biólogos me informaban siempre de los eventos que ellos hacían. Nunca la olvidaré.

Este es mi cuento ecológico, de mi niñez, a partir del cual se hicieron varios escritos sobre la conducta y estados de humores del monito; por motivos de mudanza y otras cosas, se me perdieron.

Niko, el mono titi

Por: Herlin Moreno. Junio 2019.

Asignatura: Eco 105. Escuela de Estadística y Archivología. Licenciatura en Registros Médicos y Estadística de la Salud. Facultad de Ciencias Naturales, Exactas y Tecnología. Universidad de Panamá.

Niko era un pequeño monito que vivía en el bosque de la provincia de Coclé. Desde pequeño siempre soñaba con volar. Mango, su amigo, el guacamayo que no quería volar y su madre se preocupaba por ello.

Niko había intentado muchas veces volar; mover sus brazos rápidamente, usar grandes hojas como alas, saltar de árboles, y muchas veces terminaba lastimado.

Un día Mango estaba tan cansado a tal punto de escucharlo, que le dijo a Niko que el sabía como podría volar. Asombrado por tal comentario, Niko cuestionaba a Mango una y otra vez: ¿Cómo hago para volar? Dime Mango, ¿cómo?

A lo que Mango le respondió diciéndole: debes subir a la montaña más alta y lanzarte. Solo así podrás volar. Sin dudarlo ni una sola vez, Niko corrió lo más que pudo y llegó a la montaña más alta del bosque. De inmediato, se iba a lanzar cuando Mango le dijo, ¡detente!; antes de lanzarte tienes que decir estas palabras: ligero como pluma, tieso como tabla.

Niko las dijo y se lanzó… Mango se reía por la inocencia de Niko; todos sabían que un mono no podía volar. Niko se dio cuenta que su amigo le dijo una mentira y gritaba pidiendo auxilio. Mango se asustó al ver la gravedad del asunto.

Mango abrió sus alas y fue en busca de su amigo. Cuando lo apresó, Niko gritaba: ¡suéltame! ¡suéltame! Y cuando se dio cuenta que estaba a punto de caer dijo: ¡no Mango, no me sueltes! Mango lo sostuvo lo más fuerte que pudo y comenzó a aletear y a lograr volar. Asombrado de la vista de todo el bosque, Niko decía logré volar, logré volar.

Y de esta manera Mango perdió el miedo a volar y Niko cumplió su sueño de volar.

La mona encantadora

Por: Amy González. 2019.

Ficha y cuento ecológico de una especie en peligro de extinción (asignación). Introducción a la Ecología. Escuela de Registros Médicos y Estadísticas de Salud. Facultad de Ciencias Naturales, Exactas y Tecnología.

Contaba mi abuelo que había escuchado que, en cierto lugar de las montañas en Veraguas, se aparecía en las noches de luna llena una mona que se tiraba encima de los jinetes al pasar por un estrecho en la montaña. Se dedicaba a arañarlos y atormentarlos en todo el camino hasta la entrada del pueblo.

Continúa leyendo La mona encantadora

La Hierbabuena

Por: Dayanara Martínez A. 2019.

Curso de Ecología. Ficha y cuento ecológico de una especie en peligro de extinción (asignación). Escuela de Estadística (Registros Médicos y Estadísticas de Salud). Facultad de Ciencias Naturales, Exactas y Tecnología.

Había una vez que en un lugar muy apartado de la ciudad vivía una familia muy humilde que, cuando se enfermaba, su medicina era la hierbabuena. Ellos decían que servía para todo.

Continúa leyendo La Hierbabuena

¿Realmente son las inundaciones en la ciudad de Panamá causadas por el cambio climático?

Ana Kristin Villarreal Gil. 2018. Civil engineer at Autoridad Marítima de Panamá. Curso Avanzado de Cambio climático y medidas de adaptación. Maestría. Facultad de Ingeniería Civil. Universidad Tecnológica de Panamá

Publicado en: https://www.linkedin.com/pulse/realmente-son-las-inundaciones-en-la-ciudad-de-panamá-villarreal/?published=t

Published on 2018 M11 272018 M11 27 •

A nivel mundial y desde hace varios años, se realizan estudios de los cuales evidencian que las inundaciones, tormentas y otros desastres naturales de índole climático, han obligado a 20 millones de personas a abandonar sus hogares desde el año 2008. Los científicos señalan que en el hemisferio norte se están experimentando periodos de lluvias extremas debido a las emisiones de gases de efecto invernadero creadas por el hombre. Asia es el continente que mantiene un gran historial de inundaciones, se pronostica que sea el más afectado en el año de 2040. En Pakistán se pronostica que se den desbordamientos y el incremento al doble del riesgo de inundaciones si no se toman las medidas de control. En Sudamérica aumentará de 6 a 12 millones de afectados por este fenómeno. En África, de 25 a 34 millones según informe de la revista Science Advances.

Según los estudios mencionados anteriormente, mientras los contaminantes queden atrapados en la Tierra, se aumenta la humedad en el aire y esto desencadena lluvias, a menos que se realicen actividades de mitigación. El uso de combustibles fósiles provoca emisiones altas de gases invernadero que son liberadas al ambiente.

Al leer o ver las noticias cuando hacen mención del Acuerdo en París (Protocolo de Kioto 2012) ¿qué es lo que viene a tu mente? ¿Qué tiene que ver París con todo esto?, pues dicho acuerdo se da dentro del marco de la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y fue negociado por los 195 países miembros y abierto a firma el 22 de abril del 2016, como celebración del día de la tierra. Dentro de los objetivos principales del Acuerdo es ser puente entre políticas actuales y neutralidad climática para bajar las emisiones de gases de Efecto Invernadero.

Ahora la pregunta que nos hacemos es la siguiente: ¿Las inundaciones son causa del cambio climático realmente? Pues esta pregunta amerita mucha evaluación ya que puede coincidir con varios aspectos relacionados con el tema y en otra opinión pudiese ser algo que tenga que ver con la mano humana.

Durante la época lluviosa, la segunda mitad del año, es muy común observar intensidades de lluvias altas que en ocasiones coinciden con nivel de marea alta provocando inundaciones en zonas bajas de la ciudad de Panamá. Es común ver inundaciones en sectores como el Ingenio, Iglesia del Carmen, Vía Porras, Tocumen, Ciudad Radial, Villas de Don Bosco, San Francisco, Tumba Muerto, Vía Brasil, entre otros. Se puede observar que cada vez que hay obras de construcción cercanas a la ciudad zonas con problemas de inundaciones. Esto puede deberse a una limitación en el sistema de alcantarillado pluvial existente que ya no capta, y que es necesario actualizar ya que han sido modificadas ciertas áreas con propiedades horizontales, han disminuido zonas con áreas boscosas. Otra causa podría ser los desechos durante la obra de construcción, como vertimientos de productos cementicios que se van depositando a secciones de los canales pluviales, otra el cambio de uso de suelo, hay lugares en los que originalmente eran manglares y queda la interrogante de ¿Será que la tierra no va a recobrar su terreno en un futuro? Es también común observar artefactos como colchones, neveras, electrodomésticos y toda clase de desechos sólidos, cercano a los cauces de ríos y quebradas, los cuales obstaculizan el flujo natural de las aguas, aumentando así las probabilidades de inundación.

Esto crea un malestar en las personas que transitan a diario, lo que muchos han optado por quedarse a esperar que terminen las lluvias o simplemente arriesgarse. Esto ha sido también debate para las compañías de seguro con respecto al incremento de incidentes comprensivos que incluye en la cobertura total de auto, del cual en caso de inundación, se cubre siempre y cuando el vehículo esté estacionado durante el evento.

¿Qué tan beneficioso sería saber si mediante una plataforma online pueda avisarte que no puedes transitar debido a que hay mucho agua en la calzada? Esto es una idea que se me ocurrió y puede ser evaluada ya que así las personas no tomarían de sorpresa el tema de las inundaciones. ¿O si hacen uso de lagunas de laminación o artificiales para retener el agua y que pueda disminuir el riesgo a inundaciones? Este último sí ha sido estudiado por el Instituto de Hidráulica Ambiental, de la universidad de Cantabria, España, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para el área de Juan Díaz, y coordinado con el Municipio de Panamá en septiembre del 2016, con nombre de Informe Final del “Estudio Integral de Actuaciones de Mitigación de Inundaciones en la cuenca de Juan Díaz”. Parte de este estudio indica el incremento de los niveles de agua del río Juan Díaz como efecto de la construcción de proyectos como el Corredor Sur, los rellenos del Centro Comercial Los Pueblos y la urbanización Metro Park. Con estos proyectos se aumentó a 65 centímetros más de nivel de agua que anteriormente llegaban a 40 centímetros. El estudio abarca otras acciones para mitigar el problema de las inundaciones como lo son el encauzamiento del río, drenajes urbanos,  presas de regulación de crecidas, etc. También el gobierno realizó misión a los Países Bajos con el nombre de “Diálogos del Agua Construyendo juntos Soluciones sostenibles”. Dentro de este informe presentado también en 2016, abarca en su mayoría la etapa previa al estudio de Cantabria, y el gobierno de Países Bajos presentó recomendaciones sobre políticas publico privadas y posibles soluciones y estrategias que han empleado los holandeses para vivir con el agua.

En conclusión el tema de las inundaciones tiene muchas aristas para evaluar si es producto del cambio climático o no. Si no se realizan las medidas para mitigar estos, en caso de que incrementen las lluvias e incrementen la demanda de viviendas, se aumenta el riesgo a inundaciones, ya que el sistema de drenajes no está renovado a las cargas de lo que existe actualmente. También hay que recalcar que hay fallas en la planificación urbana. Esto puede ocurrir en cualquier sitio de la Ciudad y precisa de atención para que no vuelva a ocurrir, o que por lo menos que estemos preparados para cualquier emergencia de esta índole, e impulsar la cultura de presencia del agua en nuestra Ciudad.