BIOMUSEO. EL GRAN INTERCAMBIO

Por: ARIEL PRADO. 2017.

GIRA AL BIOMUSEO. CAMBIO CLIMÁTICO. MAESTRÍA EN ADMINISTRACIÓN DE PROYECTOS DE CONSTRUCCIÓN. FACULTAD DE INGENIERÍA CIVIL. UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE PANAMÁ

El día 19 de febrero de 2017, se realizó la gira al Biomuseo, el cual se encuentra ubicado en la calzada de Amador de la ciudad de Panamá. Dicha gira formaba parte las actividades a desarrollar como elemento de las asignaciones de la materia Cambio Climático, integrante del pensum de la Maestría en Administración de Proyectos de Construcción. 

Al iniciar la gira en cuestión, se facilitó una audioguía con la cual, a medida que se recorre el museo, es posible escuchar interesantes relatos, adicionales a los plasmados en paredes y pantallas interactivas de las salas y pasillos de la edificación, acerca de las diferentes exhibiciones que allí se encuentran. 

Luego de completar las dos primeras estancias del recorrido definido, se llegó a la exhibición denominada “El Gran Intercambio”, en tal exhibición eras recibido, momentos antes de ingresar, con misteriosos sonidos de animales, los cuales eran producidos por la interacción de las personas, cuyo recorrido estaba en una etapa más avanzada, con la pantalla táctiles presentes. Los misteriosos sonidos escuchados en la entrada, muy lejos de ser extraños, remembraban animales con los que estamos familiarizados, ya que son contemporáneos a la existencia del ser humano actual. Para la sorpresa del grupo que hacía el recorrido, estos sonidos, en su mayoría, no pertenecían a animales existentes; por el contrario, eran grabaciones que trataban de recrear el sonido emitido por animales que existieron hace miles de años, y cuyas especies se han extinguido.

Una vez se ingresaba de lleno a la sala, era impresionante lo que ahí se encontraba; estatuas a escala real, mostraban cómo lucían los animales que existían en la zona norte y sur de lo que hoy se conoce como el continente americano, antes de la formación del istmo de Panamá.

Los animales que se apreciaban, unos estaban mirando hacia la derecha y otros hacia la izquierda, desde la perspectiva de la persona que avanzaba desde la entrada de la sala. La razón de la diferenciación en la orientación de los animales se debía a que, luego de que se formara el istmo de Panamá, producto de los movimientos que se dieron en las placas tectónicas de la zona, es decir, Nazca y Coco, los animales que miraban hacia la derecha habían migrado desde el sur del continente hacia el norte y los que estaban mirando hacia la izquierda, a la inversa.

A medida que se recorría la sala, se explicaba cómo había ocurrido la migración de estas especies. Esta ocurrió paulatinamente y no como un evento instantáneo; se dio poco a poco. Especies que jamás habían convivido se veían obligadas a tratarse, creando nuevos hábitos y en otros casos causando la muerte y exterminación de algunas especies por completo. Este es el caso del perezoso gigante, el cual era un animal oriundo del sur del continente, con depredadores escasos, como consecuencia de su gran tamaño. Sin embargo, al iniciar su migración, cruzó su camino con el temible tigre dientes de sable, animal oriundo del hemisferio norte, mismo que con su tamaño imponente, garras afiladas, complexión musculosa, agilidad, y dientes que semejan afiladas navajas de aproximadamente 8 pulgadas de longitud, hacía del perezoso gigante una presa fácil.

El ser humano, en sus formas primitivas, formaba parte de este intercambio y contribuyó en gran medida a la extinción de especies, por ejemplo, del perezoso gigante, ya que al igual que el tigre dientes de sable, encontró una presa fácil de cazar, con mucha carne, haciéndola uno de sus objetivos de caza favoritos.

El “recién” formado istmo de Panamá, al servir como puente para este Gran Intercambio, posee vestigios del mismo. En la zona de la península de Azuero se han encontrado restos de animales extintos que hicieron de estas tierras su hogar, mientras realizaban la migración. Vestigios expuestos en la sala del Biomuseo a la que se hace referencia.

La evidencia del Gran Intercambio se ha descubierto en todo el continente; fósiles de distintas especies se han encontrado lejos de las zonas en las que se conoce se originaron. Se puede nombrar algunos ejemplos de fósiles encontrado como lo son el mamut, el ave de terror, primates, aves y mamíferos varios.

Se podía apreciar en la galería, muestras de los fósiles encontrados, tales como fémures del perezoso gigante, el cráneo del tigre dientes de sable, los colmillos de un mamut, etc. Las muestras están a escala real y en el caso del fémur del perezoso gigante era real.

Más adelante al pasar las estatuas a escala real, se encontraban pantallas táctiles, en las cuales se podía aprender la información más relevante acerca de cada uno de los animales que se tiene registro formaron parte del Gran Intercambio. Seguido, en la parte final de la estancia, incrustadas en las paredes, estaban pantallas gigantes, en la cuales se mostraba el paisaje en el que se desenvolvían ciertos animales, la recreación de su diario vivir y su forma de interactuar con otras especies.

Al voltear, en la parte final de la exhibición, era posible percatarse de la importancia del istmo de Panamá, haciendo posible que la ocurrencia del GRAN INTERCAMBIO y su influencia en el desarrollo de la historia del planeta.

Finalmente, se procedía a devolver la audioguía al personal del Biomuseo y continuar con el recorrido previsto.

Fotos: Marilyn Diéguez. Marzo 2020.

EL BIOMUSEO DE PANAMÁ

Por: Amy González. Mayo 2019. 

Introducción a la Ecología. Informe de gira. Registros Médicos y Estadísticas de Salud. Facultad de Ciencias Naturales, Exactas y Tecnología. Universidad de Panamá.

*****

El domingo 19 de mayo, citados los estudiantes del curso a las 10:00 a.m., nos reunimos en la entrada principal del Biomuseo. Era la primera vez que asistía a este lugar, pensando que no tendría nada que pudiera llamar mi atención. Desde que abrió las puertas solo había apreciado la estructura por fuera, y me preguntada por el significado de los colores llamativos del techo.

En sí, ¡el Biomuseo es tan atractivo! No tenía conocimiento de quién lo había diseñado y cómo se inspiró su creador para realizar un diseño tan ingenioso y atractivo.

Iniciamos el recorrido con la profesora del curso. Un joven muy amable, atento y carismático empieza pidiendo que identificáramos la frase que se encuentra en la entrada principal del Biomuseo, en la cual se puede leer "Panamá Puente de Vida”. Esta frase, después de conocer la realidad de la diversidad de vida que ha pasado por nuestro país desde tiempos inmemoriales -contada por episodios en las diferentes salas del museo-, toma significado al aprender los motivos y las aventuras de supervivencia de cada especie. Cada una se tomó el riesgo de realizar tan peligrosa y afanosa travesía por razones de falta de alimento y clima apropiado para reproducirse y sobrevivir.

Figura 1. Vista del Biomuseo

La primera sala está llena de conceptos de biodiversidad e historia, con definiciones y detalles de los recorridos de las aves migratorias; el cómo se ha venido apreciando en el Istmo de Panamá. Dentro del pasillo se encuentra la primera galería en el recorrido. Allí está el mural de algunas aves migratorias. Estudios recientes indican la magnitud de este movimiento. Se estima que hasta dos millones de aves se detienen en los fangales de la bahía de Panamá; este es el centro de pase de las aves migratorias.

La pregunta difícil es ¿por qué migran las aves? Según estudios realizados por biólogos es por diferentes razones. Una de ellas es debido a cambios provocados por el ser humano; otras, el cambio climático, la escasez de alimentos o la degradación de su hábitat. Cada especie tiene hábitos diferentes, por lo que cada una de ellas tiene una historia distinta.

El largo recorrido de las aves en la migración no está libre de peligros puesto que los gatos domésticos son las principales causas de muerte de aves. Otros riegos son las torres cubiertas de cristal y la expansión de las ciudades. El ser humano, de seguir así, llevaría a que un gran porcentaje de las especies puedan desaparecer en los próximos años.



Figura 2. Aves Migratorias.

Frase al iniciar esta galería “Aquí empieza tu historia”.

De acuerdo a los comentarios de un nuevo guía, que nos ilustra de cómo Panamá cambió la biodiversidad del mundo, hace 3 millones de años. Numerosas especies, tuvieron la oportunidad de migrar. Las especies existentes en América, tuvieron la oportunidad de efectuar travesías de norte a sur y de sur a norte, aprovechando la remodelación del paisaje geográfico.

Se sustenta que el Istmo de Panamá emergió de las aguas y unió las dos Américas. Adicional a esto, separó el océano Pacífico del mar Caribe. Dependiendo de los diferentes hábitats en los cuales se encontraban estas especies, ellas buscaban lugares más apropiados para poder refugiarse, alimentarse de encontrar temperatura y ambiente adecuado, poder reproducirse. Se produjo un gran intercambio entre los diferentes tipos de especies. Algunas especies se enfrentaron a grandes batallas por la supervivencia. Por ejemplo, investigaciones realizadas permiten pensar que el tigre diente de sable, nativo de América del Norte, mantuvo lucha y enfrentamiento con el Perezoso Gigante nativo de América del Sur.

 

Figura 3. Diente de Sable

Cuando los humanos llegaron a Panamá encontraron muchas especies de animales grandes, como perezosos gigantes, gliptodonte, caballos y mastodontes. La mayoría de estos se extinguieron hace miles de años. Los caballos sobrevivieron al viejo mundo y fueron reintroducidos en América por los españoles en el siglo XVI. 

Los primeros pobladores de Panamá

De quienes hay evidencia confiable fueron cazadores-recolectores llamados paleoindios. Su presencia data de por lo menos 11500 a.C. Es probable que otros hayan llegado antes; hay poca información sobre ellos.

Para el año 12500 a.C., los seres humanos ya habían alcanzado Suramérica, así que algunos debieron haber pasado antes por Panamá. Una de las imágenes en esta galería muestra a un paleoindio tallando una punta de piedra con un martillo de hueso en la Cueva de los Vampiros.

Transformaciones en el siglo XX

Panamá experimenta cambios radicales desde 1900. Su importancia para el comercio mundial es aún mayor gracias al Canal. Pero el vertiginoso crecimiento demográfico y un desarrollo desmedido amenazan su riqueza natural.

La tierra transformada

Nueva flora y fauna cambian la agricultura. Los españoles, desde 1501 a 1900 d.c, trajeron a Panamá nuevos cultivos y animales domésticos de todas partes del mundo, que pronto se integraron a la agricultura local, junto con las plantas domesticadas en América. Las fincas ganaderas se extendieron, transformando gran parte del paisaje panameño.

Los acuarios

Luego entramos en la tercera galería donde se encuentran dos tanques oceánicos. Cada uno mide 10 metros de alto y 5 metros de ancho. Hay aproximadamente 1154 réplicas exactas de corales que habitan en nuestros mares. El tanque del Caribe panameño tiene pequeños grupos de muchas especies de peces coloridos. Cuenta con aproximadamente 63. En el Caribe, en aguas claras, hay más luz, y los peces usan pistas visuales para encontrar pareja o defender su territorio. Los patrones llamativos también los esconden entre el coral. Son menos abundantes. Aunque algunas especies nadan en grupos pequeños, la mayoría tienen hábitos solitarios.

El tanque del Pacífico cuenta con 85 especies de peces. La temperatura cambiante limita el crecimiento de los corales. Los ríos, por otra parte, traen mucha agua dulce y sedimentos que limitan el crecimiento de los corales en el Pacífico panameño. 

"Las aguas del Caribe y del Pacífico se mezclaban sin problema hasta que surgió Panamá. Ahora, el agua que se evapora en el Caribe deja su sal atrás y cae como lluvia (agua dulce) en el Pacífico. Con los siglos, el agua del Atlántico se hace más salina que la del otro lado. Esta diferencia de salinidad agranda la corriente del Golfo y empiezan nuevas corrientes que le dan la vuelta al planeta, repartiendo el calor de los trópicos al resto del mundo. Se desencadenan cambios por doquier: Groenlandia se congela, África cambia sus bosques por sabanas y Europa con inviernos más cálidos. Panamá literalmente cambió el mundo para siempre."

Nos tocó avanzar para seguir con nuestro recorrido luego de ver los dos tanques oceánicos.

La red viviente

La siguiente sala, la Red Viviente, presenta una escultura de 15 metros de alto. Expone la inmensa biodiversidad del bosque húmedo tropical de la isla Barro Colorado. Los visitantes pueden explorar las relaciones que hay entre los seres vivos de los bosques tropicales panameños. Tienen la oportunidad de descubrir cómo todas las especies del bosque húmedo son importantes para la supervivencia del ecosistema.

Figura 4. Red Viviente

La quinta sala Panamá es el Museo, es una galería que utiliza tecnología de punta con pantallas táctiles, proyectores y sensores de movimiento, convirtiéndola en una galería única en Latinoamérica. Para llevar al visitante a experimentar las relaciones entre la diversidad biológica y cultural del país.

En el área de la librería se encuentran la mandíbula de un megalodon y el tamaño de sus dientes. Fue el tiburón más grande que jamás ha existido, y puede haber alcanzado una longitud de más de 16 metros. Es digno de admirar.

Por último, el Biomuseo continua creciendo, sumando nuevas historias al parque de la Biodiversidad, un espacio de 2,5 hectáreas que rodea el edificio, que abre al público dos nuevos jardines con actividades gratuitas para toda la familia. El Jardín del agua cuenta con un pequeño estanque de agua dulce en el que viven diversas plantas acuáticas. Cuenta la historia del ciclo del agua, la importancia de la diversidad y la complejidad de los ecosistemas acuáticos. Es el hogar de diversas especies de animales. 

 

Figura 5. Jardín de agua

El Parque de la Biodiversidad es una galería que revela los secretos naturales y expande la experiencia de los visitantes. Combina la comodidad y tranquilidad de un parque urbano con la riqueza cambiante de un bosque natural. Cuenta con plantas nativas y exóticas, mostrando a Panamá como un lugar de gran diversidad vegetal y alimenticia.

Figura 6. Parque Biodiversidad 

Conclusión

El Biomuseo estimula a la comunidad a enriquecer su conocimiento sobre la biodiversidad de Panamá. No solo es una estructura llamativa sino un lugar de abundante cultura. Los elementos destacados en el informe son algunos conocimientos que se quedaran en la memoria luego de esta gira.

Sin duda regresaría y sé que al regresar descubriré otros elementos nuevos que no pude apreciar la primera vez.

Hace un llamado a la conciencia para cuidar la gran biodiversidad de nuestro planeta. Un lugar turístico del que podemos estar orgullosos, y en palabras del Arquitecto diseñador: "debe contar una historia a las generaciones futuras".

Continúa leyendo EL BIOMUSEO DE PANAMÁ