¿Realmente son las inundaciones en la ciudad de Panamá causadas por el cambio climático?

Ana Kristin Villarreal Gil. 2018. Civil engineer at Autoridad Marítima de Panamá. Curso Avanzado de Cambio climático y medidas de adaptación. Maestría. Facultad de Ingeniería Civil. Universidad Tecnológica de Panamá

Publicado en: https://www.linkedin.com/pulse/realmente-son-las-inundaciones-en-la-ciudad-de-panamá-villarreal/?published=t

Published on 2018 M11 272018 M11 27 •

A nivel mundial y desde hace varios años, se realizan estudios de los cuales evidencian que las inundaciones, tormentas y otros desastres naturales de índole climático, han obligado a 20 millones de personas a abandonar sus hogares desde el año 2008. Los científicos señalan que en el hemisferio norte se están experimentando periodos de lluvias extremas debido a las emisiones de gases de efecto invernadero creadas por el hombre. Asia es el continente que mantiene un gran historial de inundaciones, se pronostica que sea el más afectado en el año de 2040. En Pakistán se pronostica que se den desbordamientos y el incremento al doble del riesgo de inundaciones si no se toman las medidas de control. En Sudamérica aumentará de 6 a 12 millones de afectados por este fenómeno. En África, de 25 a 34 millones según informe de la revista Science Advances.

Según los estudios mencionados anteriormente, mientras los contaminantes queden atrapados en la Tierra, se aumenta la humedad en el aire y esto desencadena lluvias, a menos que se realicen actividades de mitigación. El uso de combustibles fósiles provoca emisiones altas de gases invernadero que son liberadas al ambiente.

Al leer o ver las noticias cuando hacen mención del Acuerdo en París (Protocolo de Kioto 2012) ¿qué es lo que viene a tu mente? ¿Qué tiene que ver París con todo esto?, pues dicho acuerdo se da dentro del marco de la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y fue negociado por los 195 países miembros y abierto a firma el 22 de abril del 2016, como celebración del día de la tierra. Dentro de los objetivos principales del Acuerdo es ser puente entre políticas actuales y neutralidad climática para bajar las emisiones de gases de Efecto Invernadero.

Ahora la pregunta que nos hacemos es la siguiente: ¿Las inundaciones son causa del cambio climático realmente? Pues esta pregunta amerita mucha evaluación ya que puede coincidir con varios aspectos relacionados con el tema y en otra opinión pudiese ser algo que tenga que ver con la mano humana.

Durante la época lluviosa, la segunda mitad del año, es muy común observar intensidades de lluvias altas que en ocasiones coinciden con nivel de marea alta provocando inundaciones en zonas bajas de la ciudad de Panamá. Es común ver inundaciones en sectores como el Ingenio, Iglesia del Carmen, Vía Porras, Tocumen, Ciudad Radial, Villas de Don Bosco, San Francisco, Tumba Muerto, Vía Brasil, entre otros. Se puede observar que cada vez que hay obras de construcción cercanas a la ciudad zonas con problemas de inundaciones. Esto puede deberse a una limitación en el sistema de alcantarillado pluvial existente que ya no capta, y que es necesario actualizar ya que han sido modificadas ciertas áreas con propiedades horizontales, han disminuido zonas con áreas boscosas. Otra causa podría ser los desechos durante la obra de construcción, como vertimientos de productos cementicios que se van depositando a secciones de los canales pluviales, otra el cambio de uso de suelo, hay lugares en los que originalmente eran manglares y queda la interrogante de ¿Será que la tierra no va a recobrar su terreno en un futuro? Es también común observar artefactos como colchones, neveras, electrodomésticos y toda clase de desechos sólidos, cercano a los cauces de ríos y quebradas, los cuales obstaculizan el flujo natural de las aguas, aumentando así las probabilidades de inundación.

Esto crea un malestar en las personas que transitan a diario, lo que muchos han optado por quedarse a esperar que terminen las lluvias o simplemente arriesgarse. Esto ha sido también debate para las compañías de seguro con respecto al incremento de incidentes comprensivos que incluye en la cobertura total de auto, del cual en caso de inundación, se cubre siempre y cuando el vehículo esté estacionado durante el evento.

¿Qué tan beneficioso sería saber si mediante una plataforma online pueda avisarte que no puedes transitar debido a que hay mucho agua en la calzada? Esto es una idea que se me ocurrió y puede ser evaluada ya que así las personas no tomarían de sorpresa el tema de las inundaciones. ¿O si hacen uso de lagunas de laminación o artificiales para retener el agua y que pueda disminuir el riesgo a inundaciones? Este último sí ha sido estudiado por el Instituto de Hidráulica Ambiental, de la universidad de Cantabria, España, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para el área de Juan Díaz, y coordinado con el Municipio de Panamá en septiembre del 2016, con nombre de Informe Final del “Estudio Integral de Actuaciones de Mitigación de Inundaciones en la cuenca de Juan Díaz”. Parte de este estudio indica el incremento de los niveles de agua del río Juan Díaz como efecto de la construcción de proyectos como el Corredor Sur, los rellenos del Centro Comercial Los Pueblos y la urbanización Metro Park. Con estos proyectos se aumentó a 65 centímetros más de nivel de agua que anteriormente llegaban a 40 centímetros. El estudio abarca otras acciones para mitigar el problema de las inundaciones como lo son el encauzamiento del río, drenajes urbanos,  presas de regulación de crecidas, etc. También el gobierno realizó misión a los Países Bajos con el nombre de “Diálogos del Agua Construyendo juntos Soluciones sostenibles”. Dentro de este informe presentado también en 2016, abarca en su mayoría la etapa previa al estudio de Cantabria, y el gobierno de Países Bajos presentó recomendaciones sobre políticas publico privadas y posibles soluciones y estrategias que han empleado los holandeses para vivir con el agua.

En conclusión el tema de las inundaciones tiene muchas aristas para evaluar si es producto del cambio climático o no. Si no se realizan las medidas para mitigar estos, en caso de que incrementen las lluvias e incrementen la demanda de viviendas, se aumenta el riesgo a inundaciones, ya que el sistema de drenajes no está renovado a las cargas de lo que existe actualmente. También hay que recalcar que hay fallas en la planificación urbana. Esto puede ocurrir en cualquier sitio de la Ciudad y precisa de atención para que no vuelva a ocurrir, o que por lo menos que estemos preparados para cualquier emergencia de esta índole, e impulsar la cultura de presencia del agua en nuestra Ciudad.

Seminario Taller sobre Gestión Ambiental en las Universidades

Grupo de Trabajo: Gestión del Agua en la Universidad de Panamá. Coordinadora: Dra. Marilyn Diéguez Pinto.

Lineamientos para la acción.

UNIVERSIDAD DE PANAMÁ. Vicerrectoría de Investigación y Postgrado. 25 – 29 de octubre de 1999. Revisado y validado: 23 abril 2019.

1. Gestión del agua. Actores

• Administración Central: formula y ejecuta un Plan Universitario de Gestión de Agua; se preocupa de que se reduzcan los costos de operación y funcionamiento; vela por el cumplimiento de las normas técnicas de calidad del agua y otras (diseño y construcción de edificaciones).

• Contribuyentes: esperan un uso eficiente y eficaz de sus contribuciones y el mantenimiento de la calidad ambiental en el país.

• Personal docente: responsable de la eficiencia y eficacia del uso del agua; también del cumplimiento de las normas técnicas de calidad y medidas de higiene y seguridad en los laboratorios y aulas de clases; responsable del vertido de sustancias tóxicas y peligrosas de manera adecuada; transmite, en sus actividades docentes, conceptos sobre el uso eficiente del agua.

• Planificación Universitaria (diseño y construcción de edificaciones): aplica conceptos de diseño arquitectónico y criterios ambientales en el ordenamiento del desarrollo del Campus Universitario y Centros Regionales. Responsable del diseño de fuentes y jardines, espacios verdes, áreas recreativas, desagües pluviales, sistemas de refrigeración y aire acondicionado; aplica tecnologías que ahorren agua.

• Contabilidad y Tesorería: paga cuentas de agua; prepara análisis del costo del agua.

• Mantenimiento: responsable del control de pérdidas y eficiencia en el uso del agua y en el manejo de aguas residuales.

• Saneamiento ambiental:  responsable del buen uso del agua; colabora con la administración en la formulación, desarrollo y evaluación de los programas de educación ambiental en el Campus y Centros Regionales, como estrategia de carácter preventiva en la gestión ambiental; supervisa y controla el cumplimiento de las normas y disposiciones generales.

• Institutos y centros de investigación: realizan y divulgan investigaciones que permitan o contribuyan a la toma de decisiones sobre el uso adecuado y la protección del agua; ejecutan actividades de educación ambiental.

• Usuarios: se benefician de la disponibilidad y la calidad del agua en el Campus Universitario y los centros regionales y participan de su protección.

• Estudiantes: participan y promueven actividades de educación ambiental; practican normas para el uso eficiente del agua.

• Personal Administrativo: se preocupa por la adquisición de tecnologías limpias; usa materiales más apropiados desde el punto de vista ambiental para el aseo; practica el ahorro de agua; aplica criterios ambientales en la selección y adquisición de servicios, productos, materiales y equipos.

2. Fortalezas

a. Existencia de estructuras generales y específicas para atender la problemática (institutos, centro de investigación, imprenta, periódicos, medios de comunicación social – radio, canal de televisión -, unidades de mantenimiento, otros).

b. Disponibilidad de personal técnico calificado multidisciplinario.

c. Manejo de personal en formación en áreas diversas de especialización.

d. Establecimiento del Grupo Universitario en Recursos Hídricos.

e. Creación de la Fundación Universidad de Panamá – captación y generación de recursos económicos y de financiamiento.

f. Capacidad de gestionar convenios de cooperación con otras instituciones, por ejemplo el IDAAN.

g. Mecanismos de autogestión existentes.

 

3. Entradas y salidas del Sistema de Gestión del Agua

a. Entradas al Sistema (Campus Universitario y Centros Regionales): agua de excelente calidad (expresada en consumo: galones/día, balboas/mes). El coste del consumo de agua oscila entre 15 000 y 18 000 balboas mensuales. El IDAAN aplica una tasa especial a la Universidad de Panamá.

b. Salidas del Sistema: agua perdida (fugas, escapes, mal uso), aguas residuales (contaminadas); energía degradada (calor).

4. Fundamentos para la acción

a. Técnicos:  

• El agua como recurso finito

• Disponibilidad de tecnologías limpias, de bajo consumo de agua

• Existencia de normas técnicas de calidad de agua

b. Económicos:

• Costes del servicio/recurso

• Disponibilidad del agua

• Internalización de las externalidades

c. Sociales:

• Mejora de la actitud y el comportamiento de la comunidad universitaria

• El agua como bien público que implica derechos y responsabilidades

5. Análisis de tendencias

a. Abastecimiento/disponibilidad del recurso

• Gráficas de presión

• Suministro de agua en el área

• Horas/días sin agua

b. Consumo

• Necesidades de agua/persona/día en Centros Educación Superior

• Galones agua/día

• Costes en Balboas/mes

c. Calidad del agua

• Cloro en agua

• Coliformes totales

• Turbiedad

d. Pérdidas en el sistema/red de distribución

• Porcentajes de grifos con fugas (con estimaciones de cantidades de agua perdida) del número total de grifos

• Porcentajes de servicios sanitarios con fugas (con estimaciones de cantidades de agua perdida) del número total de servicios sanitarios

• Pérdidas de agua en tanques de almacenamiento

• Expresados en volumen/diámetro de tubería/longitud de tubería

❖ No incluye fugas ocultas (se podría hacer un convenio con el IDAAN para detectar este tipo de fugas)

e. Políticas de ahorro

• Hay declaraciones explícitas sobre ahorro de agua

• Hay declaraciones implícitas sobre ahorro de agua (por ejemplo: la UP debe reducir el consumo de recursos naturales…)

• Se carece de una declaración sobre el tema

f. Aplicación de tecnologías limpias (bajo consumo de agua)

• Número de sanitarios de bajo consumo instalados, sistemas de riego, grifo con sensores de proximidad u otros.

g. Actividades específicas sobre gestión del agua en el Campus Universitario y Extensiones Regionales (número de actividades por año): docencia, investigación, extensión, aplicación (mantenimiento, reciclaje, reuso, otras)

h. Recurso humano específico sobre gestión de agua: docencia, investigación, extensión, aplicación

• Número de personal calificado en temas específicos/año (por ejemplo: número de plomeros/fontaneros por edificaciones o instalaciones sanitarias)

6. Usos del agua en el Campus Universitario

a. Consumo humano directo (fuentes de agua fría, cafeterías)

b. WC y lavabos

c. Laboratorios de docencia, investigación y clínicas

d. Mantenimiento y limpieza

e. Fuentes

f. Jardines

g. Lavado de autos

7. Problemática asociada al uso del agua

a. Pérdidas en la red de distribución (por ejemplo, facultad de Arquitectura).

b. Controles irregulares de la calidad del agua en tanques de almacenamiento y suministro (¿mantenimiento?).

c. Eficiencia en el suministro del servicio (abastecimiento irregular; áreas sin recepción del servicio, p.e. Biológicas).

d. Altos consumos y costes asociados.

e. Indiferencia de la comunidad universitaria hacia la protección del recurso.

f. Contaminación de aguas superficiales (vertidos directos de aguas residuales al río Curundú).

g. Eliminación de residuos tóxicos y peligrosos, compuestos biológicos y otros contaminantes en las cañerías.

h. Desmejoramiento de la calidad del agua por otras causas y afectación paisajística.

i. Alteración del ciclo del agua por crecimiento de superficies asfaltadas y edificaciones (reducción del espacio de retención y filtración de agua lluvia hacia el subsuelo y eliminación rápida del agua lluvia por escorrentía hacia el sistema de drenaje superficial).

j. Diseño y mantenimiento inadecuados de alcantarillado pluvial (empozamientos de agua y creación de sitios insalubres).

k. Deficientes drenajes de los sistemas de aire acondicionado (empozamiento de agua y deterioro de edificaciones).

l. Insuficiente definición de políticas universitarias: planes, proyectos, estudios, otros.

8. Estrategia

a. Desarrollo y ejecución de un sistema de gestión ambiental en la Universidad de Panamá, con aplicación de las herramientas de gestión ambiental y de planificación estratégica en el tema de agua.

• Definición de la Misión y Visión de la Universidad de Panamá en la Gestión del Agua.

• Análisis de ambientes y selección de estrategias.

• Formulación de un Plan de Gestión Ambiental del Agua con programas y proyectos, a corto, mediano y largo plazo.

9. Resultados esperados de la gestión socio ambiental del agua

a. Involucramiento de los diferentes sectores/actores universitarios en la gestión del agua

b. Reducción del consumo

c. Promoción del ahorro de agua

d. Aplicación de tecnologías limpias

e. Aplicación y cumplimiento de normas técnicas de calidad de agua (potable y residual)

f. Establecimiento de un sistema de vigilancia de la calidad del agua en el Campus Universitario y centros regionales

g. Vigilancia y control sistemático de la calidad del agua en tanques de almacenamiento y suministro

h. Mejoramiento de la calidad del agua residual/servida

10. Propuesta de acciones según resultados esperados

a. Reducción del consumo

• Control de escapes de agua

• Tamaño de inodoros

• Reducción de fuerza del agua que sale de los grifos

• Uso del agua de lluvia: jardines, fuentes, baños, lavaderos de autos

b. Promoción del ahorro de agua

• Diagnóstico participativo

• Educación Ambiental y Participación ciudadana

• Estudio sobre los patrones culturales de relación con el agua, existentes en la comunidad universitaria

• Declaración del Día Universitario de Ahorro de Agua

c. Aplicación de tecnologías limpias

• Tamaño de inodoros (5-8 galones/tiraje)

• Lavabos con sensores de proximidad u otros sistemas de bajo consumo

• Nuevos diseños de instalaciones docentes, de investigación, administrativas, deportivas y recreativas

• Uso de agua de lluvia

d. Aplicación y cumplimiento de normas técnicas de calidad de agua (potable y residual)

• Divulgación de las normas

• Vigilancia y control

e. Establecimiento de un sistema de vigilancia de la calidad del agua en el Campus Universitario y centros regionales

• Selección de indicadores de seguimiento

• Diseño y validación de un sistema de vigilancia

• Desarrollo del sistema de vigilancia

f. Vigilancia y control sistemático de la calidad del agua en tanques de almacenamiento y suministro

• Auditorías ambientales regulares

• Mantenimiento de las redes de distribución

• Mantenimiento de los conductos en los edificios y otras infraestructuras

g. Mejoramiento de la calidad del agua residual/servida

• Educación y prevención

• Uso de sustancias inocuas/baja toxicidad en las actividades de limpieza; reducción de sustancias o productos agresivos al ambiente (por ejemplo detergentes con nitratos y fosfatos, agentes de limpieza clorinados)

• Descarte apropiado de sustancias tóxicas y peligrosas y compuestos biológicos y otros

• Recuperación de grasas

• Reducción de la cantidad de aguas residuales (reuso); generación y aplicación de nuevas tecnologías

• Tratamiento previo de las aguas residuales (mejora de la calidad de las aguas residuales antes de su vertido en aguas naturales y/o el sistema de alcantarillado sanitario)

• Instalación y mantenimiento adecuado de plantas de tratamiento en conjunto de edificaciones (riego de jardines e inodoros)

• Mantenimiento adecuado de los tanques sépticos

11. Programas

a. Ahorro de agua

b. Tecnologías limpias

c. Educación ambiental y participación ciudadana

d. Mejora de la calidad del agua

e. Sistema de vigilancia y control de la calidad del agua

f. Uso de agua lluvia

g. Recuperación ambiental del río Curundú como modelo de intervención institucional y comunitaria

CUESTIONARIO AMBIENTAL. MANEJO AMBIENTAL

GESTIÓN DEL AGUA EN EL CAMPUS UNIVERSITARIO – UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

Agua residual y de escurrimiento

1.  ¿Qué cantidad de aguas residuales genera el Campus Universitario anualmente?

Se carece de un estudio específico con el volumen y la calidad de las aguas residuales que se generan en la Universidad de Panamá. Generalmente se acepta que el 70 % del agua abastecida se genera como agua residual. Sin embargo, estas cifras deberán ser verificadas para la realidad universitaria.

2.  ¿Dónde son tratadas las aguas residuales del Campus Universitario?

No se tratan, se descargan directamente al sistema de alcantarillado sanitario de la ciudad de Panamá. En el caso de las aguas residuales de las facultades de Educación, Administración de Empresas y Educación Física hay un tanque séptico para el tratamiento primario de las aguas residuales.

3. ¿Dónde son descargadas las aguas tratadas?

El sistema de alcantarillado sanitario de la ciudad de Panamá descarga las aguas residuales (sin tratar) a la bahía de Panamá.

El tanque séptico que recoge las aguas de las facultades de Educación, Administración de Empresas y Educación Física descarga en el río Curundú.

4 ¿Qué porcentaje de la capacidad de la facilidad de tratamiento de aguas residuales de su comunidad se usa para procesar las aguas residuales generadas en el Campus?

0 %

12. ¿Qué clase de tratamiento reciben?

Facultades de Educación, Administración de Empresas y Educación Física: tratamiento primario.

13. ¿Qué costos están asociados con el tratamiento de las aguas residuales del Campus?

 S/I

7. ¿En el Campus se ha iniciado algún programa para reducir el volumen y/o la toxicidad de las aguas residuales?   Si No

S/I

En ese caso, por favor describa:

 

8. ¿Hace su Campus algún uso del agua recuperada en sus facilidades (instalaciones) o en ajardinar? Si No

En ese caso, ¿cuánto?

9. ¿Cuál es la fuente de esa agua?

10. ¿Se trata en el Campus el agua de lluvia, o fluye directamente a un cuerpo de agua?

Tratada

Sin tratar. Fluye directamente a los cuerpos de agua superficiales.

Seminario Taller sobre Gestión Ambiental en las Universidades. Grupo N° 6: Gestión del Agua en la Universidad de Panamá. Coordinadora: Dra. Marilyn Diéguez Pinto.

La iguana

Por: Marlene González. 2018 (noviembre).

Curso de Ciencias Naturales. Licenciatura en Educación Primaria. Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Panamá.

 

Posaba la iguana sobre una rama de un frondoso árbol, debajo del puente de Juan Demóstenes Arosemena en Arraiján. A diario pasaban vehículos, transportes y personas que debían cruzar obligatoriamente el puente para llegar al otro lado. Todos tenían que ver con la iguana. Se admiraban de lo grande y verde que era. 

Un día pasaba Adriel, acompañado de su mamá Marlene. Era la primera vez que veía un animal como ese. Quedó sorprendido y paralizado. Parecía un dinosaurio pequeño, de color verde, manchas chocolates y con una enorme cola.

La iguana estaba quieta, totalmente inmóvil, podía lograr confundir a Adriel en medio de las hojas. 

La mamá de Adriel, la señora Marlene, dio un paso al frente para que él pudiese observar detenidamente a la iguana, y pudiese saciar todas sus curiosidades. Pero la iguana al sentir la presencia más próxima de Adriel y su madre, se sintió en peligro y se movió rápidamente y subió a la copa del árbol logrando esconderse más entre las hojas del árbol. Adriel y su madre la perdieron de vista y ella pudo sentirse a salvo. Las iguanas siempre temen ser cazadas.   

La madre de Adriel, se sintió tan mal por asustar a la pequeña iguana. Solo deseaba que Adriel la pudiese conocer más cerca.

¡Disculpa!, le gritó la madre de Adriel a la iguana, solo deseaba que mi hijo te conociera mejor.

Análisis de noticias desde el punto de vista de cambio climático

Por: Juan Carlos Santamaría. 2015.

Curso Avanzado de Cambio Climático y medidas de adaptación. Asignación Nº 1. Maestría en Administración de Proyectos. Facultad de Ingeniería Civil. Universidad Tecnológica de Panamá.

Profesora: Marilyn Diéguez

Analizar las noticias a la luz del tema ambiental y cambio climático no es tarea fácil, más aun cuando en nuestro pequeño país estos temas han sido relegados a segundo, tercer y hasta el último plano. Las noticias siempre tienen una tónica político-partidista con la cual se pretende dar un mensaje político en donde siempre la culpa de los incidentes ambientales ocurridos es achacada al gobierno anterior o al gobierno de turno o a los adversarios políticos, sean estos de oposición o gobierno. Por estas razones y por otras tantas enfocaré mi análisis a los hechos más que a las noticias presentadas en los medios de circulación diaria. 

Al pasar de los años hemos visto impactos desafortunados sobre los asentamientos humanos cada vez mas intensos y desastrosos, a otrora era común observar devastación en áreas apartadas de la campiña, Bocas del Toro, Darién, las comarcas indígenas y sus bien conocidas inundaciones; Los Santos y Herrera – El Arco Seco del país – con la sequia que les agobia desde siempre; pero ahora y cada vez con mas frecuencia estos fenómenos han ido casi como cambiando de lugar de residencia a las áreas mas céntricas de nuestro país.

Durante las últimas semanas se han presentado inundaciones en el centro mismo de la capital, en zonas residenciales de alto perfil tales como Condado del Rey, o cómo olvidar cuando el desastre tocó a las puertas de las áreas aledañas al río Mastranto en La Chorrera, que inundó hasta el Machetazo y áreas circundantes. Pero, ¿tiene esto que ver con el cambio climático? Claro que sí, día a día hemos enfocado el desarrollo en las construcciones sin planificación, hemos permitido que el hambre por riquezas encegueciera nuestra lógica y sentido común, otorgando permisos de construcción a empresas que han desarrollado proyectos en los márgenes mismos de los ríos, eliminando las áreas inundables.

Las autoridades hacen uso deficiente de las herramientas de Estudios de Impacto Ambiental y lo han relegado a un mero formulismo que bien puede ser redactado desde un escritorio y una oficina refrigerada sin ni siquiera visitar el área del proyecto y verificar los impactos reales del mismo. Ahora bien, ¿es esto culpa de las autoridades, de la sociedad civil o de los gobiernos de turno? Pues la respuesta es sí, pero también es culpa del redactor de esta nota, del lector, del vecino, de la señora de la esquina, del estudiante, es decir de todos o más bien del ser humano.

A través de los años hemos entablado una guerra contra nuestro planeta y contra la naturaleza, mediante la utilización del arma más mortífera ideada, creada en las entrañas mismas del infierno, la cual es la indiferencia y el egoísmo. Sí, el egoísmo que nos hace pensar que lo que hacemos no tiene consecuencias ni repercusiones en otros. Pues es hora de entender que las tiene; tanto impacto tiene el arrojar un trozo de papel por la ventana de nuestros autos como el derramar sustancias tóxicas a la vertiente de un río así como aprobar estudios de impacto ambiental y autorizar construcciones no ambientales.

Es por ello que debemos enfocar los esfuerzos en educar a las generaciones que vienen, aquellas que todavía sueñan con ver a un hipopótamo, o acariciar a un delfín, aquellas que todavía desean sentir la brisa en sus cabellos y la lluvia fresca refrescado su calor, aquellas que no se conforman con ver animales extintos en un televisor de alta calidad, con sonido envolvente o en tecnología 3D.

¿Inaccesibilidad de las playas y costas o cambio climático, tienen alguna relación? Conozcamos algo más de nuestra actualidad en el Pacífico.

Eva Valdés. 2017 (31 de julio).

Curso Avanzado de Cambio Climático y medidas de adaptación. Maestría en Ingeniería Ambiental. Facultad de Ingeniería Civil. Universidad Tecnológica de Panamá.

Panamá tiene una superficie del territorio istmeño de 75 517 km2, estando rodeado de océanos con una longitud de costa de 2 988,3 km. Al litoral Pacífico corresponde la mayor parte con 1 700,6 km2, o sea el 2,25 % del territorio nacional.

Hacemos esta introducción para un pequeño caso de estudio, desde el Área de uso múltiple de la bahía de Chame, Nueva Gorgona y parte de la zona de playa de San Carlos. Aunque estas dos últimas no son áreas protegidas, como limitado territorio, presentan igual o mayor problemática ambiental.

Hace pocos días tuvimos la oportunidad de visitar áreas de las costas del Pacífico para realizar un proyecto de investigación para la materia de Cambio Climático, adicional, se realizó una gira que permitió ampliar más las observaciones con respecto a la situación actual de estas áreas.

Traemos a colación este título por la experiencia que se tuvo durante solo unos días. Sin embargo, los cambios que ha sufrido la franja desde el corregimiento de Cermeño hasta San Carlos, han sido constantes e impactantes.

Por ejemplo, el área de la bahía de Chame permite el desarrollo de actividades económicas, que, para los lugareños, la que mayor uso tiene es la pesca, luego la producción de carbón y por último la agricultura, mientras que para el área de Nueva Gorgona y San Carlos, su primordial actividad, es la pesquera. Adicional a esto, no se puede dejar atrás las grandes inversiones de proyectos inmobiliarios que se desarrollan y que directa e indirectamente también generan un nivel de ingreso a las comunidades de la zona costera, pero compiten por los suelos marinos-costeros y la cobertura de bosques de mangle que existen en la franja.

Todos estos procesos que se llevan a cabo se interrelacionan en el aprovechamiento de los recursos, los servicios ambientales que nos ofrece la naturaleza, el impacto que genera el uso inadecuado de los mismos y su añadidura a la huella del cambio climático.

Cierto es que, cada día, son más las personas que sienten los cambios paulatinos que van afectando su diario vivir, y esta área de estudio en la que nos enfocamos, es una de ellas; lo que aumenta su vulnerabilidad a sucesos climatológicos y la capacidad natural de afrontarlos. Esto se traduce, a lo que se pudo observar esta semana, en avisos de prevención por parte del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), por las condiciones de mar adverso, aumentando el nivel de las mareas con olas de hasta 10 pies (3,048 m) y vientos máximos de 37 km/h en el Pacífico panameño, hasta el 30 de julio del presente año. Los habitantes de estas áreas pudieron percibir y manifestar la realidad de este fenómeno. Producto del evento climático y del riesgo que se toman algunos bañistas, se reportó un accidente mortal de un surfista. Además de esto, grupos de pobladores reconocen los cambios que la naturaleza está teniendo, principalmente en el aumento del nivel del mar y en la obtención de especies marinas para el consumo y venta. Sin embargo, no todos relacionan que, como ellos han llevado sus actividades, ha influenciado en esto, sino más bien, atribuyen estos efectos a las construcciones de hoteles, residencias y apartamentos, entre otros.

Pero hagamos un pequeño paréntesis. Toda actividad de desarrollo también puede tener un impacto poco positivo en otros aspectos, pero a la medida que se tomen las pautas correspondientes, estos efectos serán menos. En tanto, en este caso, la mayor influencia en los cambios de la naturaleza presenciados por los pobladores ha sido por el desmedido desarrollo de construcciones en la zona de playa, que al mismo tiempo ha ido desplazando otras actividades de menor impacto, hasta la restricción y, en muchos casos, hasta el uso exclusivo de las áreas de recreación para sus proyectos.

¿Qué tan importante es esto? Los vistosos y hermosos paisajes que relajan se están perdiendo. Los hábitats y nichos de especies marinas son cada vez más escasos, por lo tanto, la avifauna está desapareciendo. Se ha ido reduciendo la superficie de playa o de contención, en el caso de los acantilados y bosques de mangle, que ofrecían protección contra las mareas altas o los fuertes oleajes. Cada día tenemos menos acceso a playas que se pueden disfrutar, y un aumento en inundaciones y vientos fuertes.

Estimados, estamos aportando al aumento de la vulnerabilidad y eso nos afecta a TODOS. Conozcamos un poco nuestro alrededor, así entenderemos la importancia y el valor que tiene cada elemento en la naturaleza y en nuestras vidas. Debemos ser un poco turistas de nuestro país, dar a conocer las cosas que pasan y participar activamente en la defensa de nuestro patrimonio y hogar.

Existen diferentes actividades que podemos realizar, de manera que logremos aportar a la reducción de los impactos, porque el cambio climático es natural, sin embargo, nuestros consumos y actividades contribuyen a la aceleración de todos estos procesos. La educación, como eje transversal en todos los niveles, nos permitirá identificar las medidas de adaptación o de adecuación dentro de nuestras actividades.

Hagamos escuchar nuestra voz y las de aquellos que no pueden, utilicemos nuestras influencias para promover las buenas prácticas, compartamos nuestros conocimientos. Somos un todo y todos tenemos derecho de disfrutar de este país.

CAMBIO CLIMATICO. “LA SEQUIA UNA REALIDAD QUE NOS AFECTARÍA A TODOS”

Por: JANINE TORRES. Abril 19, 2017.

Curso Avanzado de Cambio Climático y medidas de adaptación. Maestría en Ingeniería Ambiental. Facultad de Ingeniería Civil. Universidad Tecnológica de Panamá.

Publicado en: http://janii389.blogspot.com/

Desde hace mucho tiempo no hay ninguna duda que la actividad humana está alterando el clima, que los cambios van a crecer en dimensión e importancia y que las consecuencias económicas, ecológicas y a la salud humana van a ser severas.

Sabemos que la sequía es uno de los principales problemas ligado al cambio climático que más preocupa a todos los habitantes del planeta. Tomando en cuenta la importancia del vital líquido en nuestras vidas; tanto para nuestras actividades diarias como para sobrevivir. Se dice que un ser humano puede sobrevivir sin agua máximo de dos a tres días, sin embargo puede arriesgarse a estar sin alimentos de 30 a 40 días, dejando una vez más en claro la importancia de este líquido, que resulta ser el requisito más importante para nuestra sobrevivencia.

Se necesitan alrededor de 8 a 10 vasos de agua para reponer lo que nuestros cuerpos pierden cada día. La falta de líquido provoca problemas con la función renal en pocos días, sobre todo si una persona está activa. Una muestra de ello se tiene cuando en la década de 1940, Mahatma Gandhi realizó una huelga de hambre en donde pasó 21 días sin comer, sobreviviendo sólo en base a sorbos ocasionales de agua.

A medida que el fenómeno del calentamiento global se hace más agudo en nuestro planeta, sus efectos son más perceptibles dentro del ciclo hidrológico. Lo anterior lleva a los científicos a pronosticar períodos de sequías e inundaciones más prolongados, aceleración de la fusión de los glaciares y cambios drásticos en los patrones de precipitación y nieve.

Los científicos hablan que se acerca una gran ola de calor, atribuida a los notorios aumentos de temperatura. Otros dicen que se acerca la era fría debido al deshielo de los glaciales, los cuales pueden provocar vientos fríos y que cambien las corrientes marinas por enfriamiento de sus aguas.

El deshielo de los casquetes polares provocará que se pierdan grandes cuerpos de agua dulce, y en un futuro será necesario buscar mecanismos para desalinizar el agua de los mares y poder tener acceso a fuentes de aguas dulces. Al final llegamos al mismo punto de las sequias o escasez de agua.

Por lo que se llega a la gran duda de qué sería más favorable para el ser humano si se da escasez de agua, que el clima se torne más frío o más cálido. Si nos guiamos por la premisa que por tratarse de un medio ambiente más frío, este nos permitiría vivir más tiempo sin agua. O de que el frío nos afectaría a tal punto que los peces y otros organismos marinos desaparecerían de los mares debido al enfriamiento o congelamiento de los mares, y que ciertos animales no soportarían tiempos tan fríos, teniendo entonces escases de alimentos y de esta manera serían más convenientes períodos cálidos y buscar métodos para obtener agua. Por otra parte, estudios demuestran que en climas fríos las personas tienden a deprimirse más y que sus expectativas de vida son menores debido a diferentes causas.

El calentamiento global es hoy en día una realidad, ¿seremos capaces de detenerlo? Considero que no se puede detener, pero sí podemos ayudar a que el mismo ocurra de una manera menos acelerada. Para ello, es necesario desarticular de forma radical las emisiones de CO2 y la actividad económica para llevarla hacia una masiva des-carbonización. Invertir recursos de manera radical para la adaptación a un cambio climático que ya está aquí y que no se podrá evitar que tenga efectos en el futuro.

Presumo que, en un contexto de nuevas políticas climáticas, será preciso apostar de forma decidida por la transformación de un sistema que propicie la utilización de energías renovables y que, a su vez, las mismas resulten más baratas. Es decir, impulsar “reformas ecológicas”. Solamente así aumentaremos, de forma significativa, la generación de energías renovables y, simultáneamente, reduciremos progresivamente la dependencia de los combustibles fósiles. Reduciendo así, el efecto invernadero, sin afectar la evolución o desarrollo de la economía. De esta manera lograríamos conservar nuestras fuentes de agua por más largos períodos.

Al final quedamos con la gran duda ¿somos o no los culpables del cambio climático? Si dejamos de realizar actividades que contribuyan al calentamiento global, ¿lograremos revertir su efecto? ¿O solo ayudaríamos a que se dé, de manera diferente o más lenta? ¿Seremos capaces de adaptarnos una vez más a los cambios que nos esperan? Porque al final el planeta ha estado en constante cambio desde sus orígenes.

¿Qué nos garantiza ahora que no son un efecto natural todos los cambios que están ocurriendo en la actualidad y que tomando medidas mitigadoras lograremos evitar dicho efecto?

“Causas del desbordamiento del río Cabra que provocan las inundaciones en las poblaciones aledañas durante la época lluviosa”

Por: Mijaíl Bernal, Alba Galaviz, Javier Parra, Magaly Villegas. 2017

Proyecto Final. Cambio climático y medidas de adaptación. I Cuatrimestre. Maestría en Ingeniería Civil. Facultad de Ingeniería Civil. Universidad Tecnológica de Panamá. Panamá

Profesora: Marilyn Diéguez

Contenido

Introducción

Antecedentes

Mapa de suelo

Uso de suelo

Problemática

Principales acontecimientos relacionados con inundaciones

 17 de septiembre de 2004
 21 de octubre de 2004
 17 de noviembre de 2011
 3 de octubre de 2013

Estudio del sitio

Datos de la población

Identificación del problema

Justificación

Alcance

Objetivo general

Objetivos específicos

Variables de investigación

Ubicación del río Cabra

Rasgos morfoclimáticos

Metodología

Resultados

Discusión de resultados y conclusiones

Recomendaciones

Bibliografía

Infografía

Introducción

El efecto de una inundación en cualquier área es siempre un evento desastroso, devastador y por lo general causa un gran número de pérdidas materiales, agrícolas y por sobre todo, pérdidas humanas. Así mismo, suele impactar bastante en las infraestructuras cercanas al área afectada, lo cual genera un gran impacto incluso para el país, ya que lo obliga a tener que destinar recursos para solventar y repara los daños causados por estos eventos naturales.

Para disminuir los efectos que se producen como resultado de las inundaciones, es necesario llevar a cabo estudios integrados en una cuenca, que nos permitan determinar los factores que llevan a que se produzcan dichos eventos. Entre los análisis que hay que ejecutar, nos encontramos con la medición de la precipitación y su recorrido hasta convertirse en escorrentía superficial, la cual es finalmente la causa principal de las inundaciones.

En este trabajo, se hizo una identificación de los usos de suelos dentro del área inundable del río, así como también cuáles han sido las poblaciones más afectadas a lo largo de los años, por las crecidas recurrentes de dicho cuerpo de agua. Realizando la identificación antes mencionada, nos hemos percatado que las poblaciones que son mayormente afectadas por la crecida del río son las barriadas de Nueva Esperanza, Felipillo, Los Jardines, El Trébol 1, Santa Rita, Cabra, Santa Isabel, Arnulfo Arias, Caminos de Omar y el Parque Industrial de las AméricasPanamá.

Antecedentes

Las inundaciones producto del desbordamiento del río Cabra, el cual se encuentra ubicado en el sector Este de la Ciudad de Panamá (figura 1), han afectado a lo largo de los años a la población asentada en sus márgenes, lo cual ha traído consecuencias económicas importantes, así como también ha provocado la pérdida de vidas humanas. Haciendo una revisión histórica en los principales medios informativos del país, nos hemos podido percatar de la recurrencia de estos sucesos. Podemos decir que anualmente se producen grandes afectaciones como resultado de este evento.

Figura 1. Localización regional de la subcuenca del río Cabra.

De acuerdo a fuentes oficiales, como lo son la Empresa de Transmisión Eléctrica Panameña (ETESA) y el Sistema de Protección Civil de Panamá (SINAPROC), a lo largo de los años, el desbordamiento de este cauce de agua ha causado las siguientes afectaciones:

 12 víctimas mortales.
 700 casas afectadas.
 6 casas arrastradas totalmente.
 25 comunidades afectadas en los alrededores.
 3000 personas afectas.
 Cuantiosas pérdidas económicas, las cuales asciendas a varios millones de Balboas.

Adicionalmente a lo ya expresado, se tiene conocimiento que el volumen de agua que ha penetrado en las viviendas, ha podido alcanzar niveles de hasta un metro y medio de altura, tras la ocurrencia de fuertes lluvias. Es por esto que podemos deducir la importancia socio-económica que conlleva el estudio de esta subcuenca para los pobladores del área, así como también, para el país.

Debido a la recurrencia de los eventos, el gobierno de Panamá junto con organismos internacionales, decidió que había que instalar un sistema de alerta temprana (SAT), el cual tiene como objetivos:

 Observación y monitoreo del fenómeno.
 Pronóstico del evento.
 Identificación de la alerta.
 Comunicación de la alerta.
 Respuesta ante la emergencia.

Uso de suelo

En el área de estudio fijada, el uso de suelo que se da en la cercanías a la ribera del río Cabra es meramente residencial o de asentamientos residenciales (figura 2). Así mismo, en las cercanías, es posible encontrar dos estaciones de bombeo (tomas de agua cruda), las cuales alimentan a la planta potabilizadora del río Cabra.

Figura 2. Usos de suelo en la subcuenca del río Cabra.

Problemática

La problemática principal que se da en este río, es el desbordamiento del mismo por crecidas, originadas por las precipitaciones frecuentes que ocurren en la cuenca del mismo. De hecho, se ha convertido en un problema tan importante, que se ha instalado un sistema de alerta temprana, con el fin de intentar prevenir y mitigar los efectos que se desprenden del desbordamiento del río. Este sistema consiste en pluviómetros de transmisión satelital, estaciones hidrológicas telemétricas, pluviómetros de transmisión satelital y estaciones hidrometeorológicas telemétricas. Adicionalmente, se han ubicado en varios puntos del río, reglas de monitoreo que permiten determinar el volumen de agua de río, designado así los niveles críticos. Los niveles serían:

 5,30 metros, inundaciones generalizadas en Panamá Este.
 5,00 metros, inicio de la alerta roja.
 4,00 metros, inicio de evacuación de la población en las riberas del río y las partes más bajas de este.
 2,50 metros, inicio del monitoreo de la alerta amarilla.
 2,00 metros, alerta verde.

A continuación, procedemos a presentarles 3 casos importantes de inundaciones que se han sucedido en los últimos años en el lugar de estudio.

Principales acontecimientos relacionados con inundaciones.

 17 de septiembre de 2004.

Sectores como El Progreso, Bajo de Nueva Esperanza (Pacora); Prado del Este (Felipillo), entre otras áreas, fueron declaradas áreas inundables desde el 17 de septiembre del 2004, tras el registro de inundaciones producto del desbordamiento del río Cabra, entre otros afluentes (figura 3). Este hecho dejó, al menos, unas 13 personas fallecidas, incluyendo niños, adultos y ancianos; con más de 13 000 personas afectadas y más de 1 405 damnificados. La precipitación fue de 224,4 milímetros de lluvia.

Figura 3. Vista de Prado del Este afectada por las inundaciones del 17-9-2006 y daños causados.

 21 de octubre de 2004.

En los diarios, para la fecha señalada, se registró variada información sobre el tema. La misma angustia vivida el pasado 17 de septiembre volvió a repetirse ayer, cuando gran parte de las comunidades del área Este enfrentaron nuevamente los embates de la naturaleza. Por fortuna, la gran diferencia es que esta vez no hubo pérdidas humanas que lamentar, aunque el hecho hundió en la tristeza y la desesperanza a 675 familias y 3 200 personas afectadas, quienes perdieron los enseres recién adquiridos con gran esfuerzo. Paradójicamente, casi un mes después de esa trágica fecha, que dejó 17 muertos y sumió en el luto a varios hogares, la naturaleza volvió a hacer de las suyas al salirse de su cauce los ríos Tocumen, Pacora, Cabra y Cabuya. A eso del mediodía, el cielo se tiñó de gris dándole paso a un intenso aguacero, que aunque no coincidió con la marea alta, logró que las fuertes cabezas de agua inundaran zonas como Prados del Este, El Pantanal, Las Garzas, Pacora y La Siesta, al igual que a Tocumen, Montería, Pueblo Nuevo y Pedregal, entre otras, las que hacen un total de 10 a 12 comunidades afectadas, informó Roberto Velásquez, director del Sistema Nacional de Protección Civil. En El Pantanal, unas 15 personas, entre ellas varios niños, fueron rescatados por la Policía Nacional, debido a que las casas registraban un alto nivel de inundación.

Figura 4. Inundaciones del 21 de octubre 2004.

Cabe destacar que producto de las lluvias, esta área no sólo vio obstaculizado su tránsito por las calles, sino que también perdió el suministro de energía eléctrica parcialmente. Más adelante, metros después, vallas caídas y un tranque descomunal anunciaban lo esperado… La misma historia de aquel viernes funesto se repetía en Prados del Este. Mientras que una gran cantidad de moradores se mantenían desolados a la orilla de la vía principal de esa barriada, un numeroso grupo de personas permanecía en sus casas, resistiéndose a salir por temor a perder lo poco que habían adquirido nuevamente. La situación cambió luego de que unidades del SINAPROC convencieron a estas personas de que lo mejor era salir de sus casas, al tiempo que la Policía se comprometió a custodiar cada una de las calles de esa barriada. Hasta el momento de redactar esta nota, se evaluaba la situación para reubicar a los damnificados, mientras que el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales anunció la interrupción del suministro de agua en el área Este para proteger los equipos.

Figura 5. Inundaciones del 21 de octubre 2004.

El servicio sería restablecido tan pronto bajara el nivel de las aguas, las cuales afectaron algunas tuberías, por lo que circuló agua sucia. En tanto, mientras la ministra de Vivienda, Balbina Herrera, reiteraba que las hipotecas de Prados del Este serán trasladadas a otros proyectos, los moradores de esa comunidad se quejaban de que se les están ofreciendo casas a un costo inaccesible a sus ingresos económicos. Desde que empezó a llover, a eso del mediodía de ayer, los residentes de Prados del Este sabían lo que tenían que hacer. Esta vez, la amarga experiencia del pasado 17 de septiembre les había ensañado cómo proceder. Aunque en esta ocasión no hubo pánico ni histeria, la amargura y la tristeza de saber que seguirán pagando algo que nuevamente les arrebata la naturaleza, los sume en la desesperanza. La asiática Maribel Kon es una de esas personas. Dos veces su minisúper se ha inundado, en el cual ha invertido unos 35 mil balboas. Sólo la noche anterior sacaba cuentas de sus pérdidas, cuando nuevamente se inundó y, por ende, volvió a perder todo lo adquirido a través de créditos que aún adeuda. Una historia parecida cuenta Luis Ramos, quien en cinco ocasiones pierde sus enseres. Lo insólito es que dos días antes había pagado los 80 balboas de su hipoteca. Historias como estas se repiten una y otra vez en Prados del Este, mientras sus moradores se preguntan qué milagro tendrá que suceder para que los involucrados se conduelan de la amarga y crítica situación en la que se encuentran y que parece no tener fin.

 17 de noviembre de 2011.

En el sector Este de la capital, el desbordamiento del río Cabra afectó a unas 100 viviendas en las comunidades de Caminos de Omar, Felipillo Sector 1 y Nueva Esperanza. Los residentes mostraron su descontento bloqueando la vía Panamericana y responsabilizaron de las inundaciones a un empresario que ejecuta un relleno a un costado del río. El director del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), Arturo Alvarado, informó que este relleno será eliminado a partir de hoy. La precipitación fue de 268,4 milímetros de lluvia.

 3 de octubre de 2013.

Las lluvias se mantuvieron constantes en el área de Panamá Este, especialmente en al área de la cordillera, lo que generó la crecida de varios ríos entre ellos el Cabra en Pacora. Arturo Alvarado, director del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), confirmó la información, además detalló que se tenía el informe de 40 viviendas afectadas en las comunidades de Nueva Esperanza y El Bajo, en el corregimiento de 24 de Diciembre, Cabra 1 y 2, El Trébol, Arnulfo Arias y Caminos de Omar, en Pacora. Un grupo de residentes detalló que los daños sufridos en sus viviendas estaban relacionados a colchones mojados, estufas, refrigeradoras y muebles dañados.

Figura 6. Registro de precipitaciones del 3 de octubre 2013.

Estudio del sitio

La cuenca del río Cabra tiene la característica de ser sumamente pequeña, en las que se dispone de tiempos muy cortos para identificar el evento meteorológico, recoger los datos que registran las estaciones hidrometeoro lógicas, realizar cálculos, informar a Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), y transmitir las alertas a la población.

Debido a las constantes inundaciones del río Cabra y las afectaciones que las personas residentes de las comunidades cercanas del área que se ha visto perjudicada por las situaciones sucedidas, el Gobierno Nacional a través del MOP (Ministerio de Obras Públicos) tomó la decisión de desarrollar diversas actividades el año 2014 en los meses de junio y julio para disminuir la regularidad de las inundaciones.

Algunas de estas actividades que logramos señalar fueron las siguientes:

 Ampliación del cauce del río cabra, como parte del programa de dragado.
 Remoción de sedimentos producidos por el masivo movimiento de tierra que generan las construcciones en el sector, cantidad de basura y otros tipos de desechos que arrojaba la ciudadanía de forma irresponsable al afluente cercano del área.
 Aproximadamente, unos 400 metros lineales han sido abiertos al remover la masa de tierra que se encontraba en el lugar.
 Se realizó el dragado y desvío de otro afluente principal de este río, localizado en la comunidad Arnulfo Arias del corregimiento de Pacora.

Se efectuaron diversos trabajos para brindarle protección a las viviendas y a las vías que están situadas cerca de la orilla del río, ya que se indicó que la erosión en este río es permanente y por ello el mantenimiento es constante.

Datos de la población

Sin duda el rápido crecimiento ha agudizado los problemas socioeconómicos y de seguridad pública dentro de los corregimientos, ya que la infraestructura pública (instituciones educativas, de salud, recreación, unidades de policía, etc.), no se ha desarrollado al mismo ritmo.

Tabla 1. Número de familias en asentamientos en la subcuenca del río Cabra.

La República de Panamá, según el censo del año 2010 tenía una población de 3,4 millones de habitantes, de los cuales 1,5 millones habitan en el Área Metropolitana de la Ciudad de Panamá. Según información prevista para estudios de la línea del metro en el 2014 habían 1,70 millones de habitantes por lo que se estima que para el 2035 seamos alrededor de 2,5 millones de habitantes contando el área este con 54 mil habitantes.

Tabla 2. Superficie, población, densidad de población y viviendas particulares-personas que las habitan en el área de Pacora.

Identificación del problema

Desbordamiento continúo de cauce del río Cabra en un tramo de 7 km del mismo que afecta a las poblaciones aledañas.

Figura 7. Áreas afectadas en la subcuenca del río Cabra.

Justificación

En la ciudad capital de Panamá, existen dos áreas bien definidas, hacia donde se han concentrado los desarrollos de proyectos urbanísticos; las regiones Este y Oeste. En ambas regiones existen ríos que, durante la época lluviosa, representan una clara amenaza a los asentamientos humanos ya establecidos. 

A raíz de las inundaciones del 17 de septiembre de 2004 en la parte baja de la subcuenca del río Cabra, ubicada al Este de la ciudad de Panamá, se hace necesario conocer su respuesta hidrológica y la magnitud de los caudales de avenida para cuando se presenten eventos extremos de precipitación. También, los cambios de uso de suelo como consecuencia del desarrollo urbanístico de su contorno con miras a salvaguardar los asentamientos humanos que se ubican en las riberas de los ríos.

La inundación de la urbanización Prados del Este, por el desbordamiento del río Cabra, afectó a unas 500 familias. Otras urbanizaciones vecinas fueron también afectadas por las inundaciones y se registró un total de 13 muertos en el área. 

En la actualidad, las casas de Prados del Este han sido desmanteladas y el Ministerio de Viviendas de Panamá (MIVI) ha prohibido a cualquier persona residir en el área.

Alcance

El estudio de desbordamiento del río se realizó a lo largo de un tramo de 7 km del mismo.

Objetivo general

Determinar la causa del desbordamiento del río Cabra mediante el estudio del aumento en las precipitaciones anuales en la zona y el análisis de factores externos humanos que pueden influenciar sobre el cauce del río.

Objetivos específicos

 Recopilación de datos de precipitación anual del río Cabra.
 Investigación de los casos de inundaciones suscitadas en los últimos años.
 Determinación de la causa real del desbordamiento del río.
 Determinación de medidas de mitigación para evitar inundaciones futuras.

Variables de investigación

 Aumento de la precipitación anual.
 Ocupación de áreas vulnerables o de crecida del río por hechos humanos.

Ubicación del río Cabra

El río Cabra pertenece a la cuenca del río Juan Díaz, la cual se encuentra localizada en la vertiente del Pacífico, en la provincia de Panamá, entre las coordenadas 9° 00’ y 9° 13’ latitud norte y 79° 18’ y 79° 34’ longitud oeste. El área de drenaje de la cuenca es de 370 km² hasta la desembocadura al mar y la longitud del río principal es de 27 km. 

Figura 8. Mapa hidrometeorológico de la subcuenca del río Cabra.

La elevación media de la cuenca es de 90 msnm y el punto más alto se encuentra en la parte noroeste de la cuenca, con una elevación de 800 msnm, en el área ubicada entre cerro Azul y cerro Jefe. Esta subcuenca, no desemboca directamente en el mar, sino en los humedales cercanos a la costa inundable. Presenta un área de drenaje de 117 km2, con una elevación máxima de 600 msnmm. La precipitación media anual es de 2 100 mm/año. Los niveles altimétricos del río se corresponden con un nivel máximo alcanzado de 31,34 msnm y un nivel mínimo de 25,45 msnm. La diferencia de nivel es de 5,89 metros.

Rasgos morfoclimáticos

Las montañas de basamento geológico ígneo, tanto volcánico como intrusivo, poseen mantos de alteración arcillosos, en los cuales el escurrimiento concentrado ha excavado vías naturales para el drenaje que hacen relativamente accidentada la topografía. La infiltración es deficiente en esas arcillas de terrenos quebrados. Desde mediados del siglo XX, estas montañas fueron colonizadas por campesinos inmigrantes, quienes las deforestaron en gran medida para sembrar rozas de alimentos básicos y practicar la ganadería extensiva. Esta deforestación ha hecho al medio menos permeable y ha facilitado el trabajo erosivo de las aguas de escurrimiento, el cual deja una densa red de surcos.

Figura 9. Localización de las plantas de tratamiento de agua en la subcuenca del río Cabra y cuenca del río Pacora.

Las colinas de la formación Panamá, por yacer sobre rocas más porosas, dotadas de planos de estratificación y muchas fracturas, infiltran más agua. Sin embargo, sus coberturas vegetales han sido eliminadas y sus suelos han sufrido los estragos de la erosión. En la parte baja de la cuenca del rio Cabra y otros sectores la construcción de viviendas en laderas, sobre todo en áreas rebanadas, ha promovido los movimientos de masa, especialmente los deslizamientos. Las áreas de mucho riesgo son las comunidades de Nuevo Amanecer, Sector 6, La Paz, Sinaí, Samaria, Villa Fortuna y Alto de la Torre.

Metodología

Para la realización de este trabajo de investigación, se procedió a leer y consultar algunas fuentes de información como: publicaciones de internet, periódicos y trabajos de estudios (tesis) relacionados al tema de las inundaciones en las poblaciones cercanas al río Cabra, que nos sirvieron de base para elaborar nuestro análisis.

Además de lo mencionado anteriormente, revisamos en la página de Hidrometeorología de ETESA algunos datos de interés como las precipitaciones en los meses de octubre y noviembre entre los años de 2012 al 2016 (datos de la estación meteorológica de Tocumen AAC), paraverificar si se ha dado un aumento en las lluvias en este período de 5 años consecutivos.

También se visitaron algunas zonas aledañas a las márgenes del río Cabra, para recopilar información de campo relacionada con las actividades que se desarrollan en el área, así como identificar la influencia del hombre sobre esta parte de la cuenca del río. Además, recogerinformación suministrada por algunos pobladores del lugar, referente a la ocurrencia de fuertes lluvias e inundaciones de los últimos años y conocer qué tan preparados están para enfrentar dichos fenómenos naturales. Se recopiló información a partir de entrevistas y la aplicación de una encuesta, de tipo cualitativa, a una muestra de 15 personas. La población aledaña es muy numerosa y es difícil entrevistar a un mayor número de residentes en el lugar por las limitaciones de tiempo y el alcance definido para este proyecto.

Algunas de las preguntas que se realizaron a los moradores (15 encuestados mayores de 18 años) fueron las siguientes:

1. ¿Cree usted que las lluvias en la región han aumentado en los últimos años?

2. ¿Ha sufrido usted afectaciones por las inundaciones causadas por el desbordamiento del río Cabra?

3. Según usted: ¿Por qué ocurren los desbordamientos que causan estas inundaciones?

4. ¿Conoce usted sobre el sistema de alerta temprana, instaladoen el río Cabra?

5. ¿Se siente usted vulnerable en caso de que ocurran inundaciones en los próximos meses?

6. ¿Cree que las autoridades están ejecutando acciones para minimizar las afectaciones a la población en caso de inundaciones?

7. ¿Cree usted que los BOMBEROS, SINAPROC y otras instituciones están preparados para enfrentar los casos de inundaciones?

Finalmente, procedimos a analizar la información recopilada, para determinar si los desbordamientos del río que causan las inundaciones en las poblaciones aledañas, son producto de un aumento en las precipitaciones o si son el resultado del desarrollo urbanístico y del impacto de otras actividades humanas en las márgenes del río.

Resultados

Una vez recopilada toda la información y hallazgos, procedimos a organizarla de tal manera que se pueda hacer un análisis de la misma y evaluar así cual es la posible causa de los desbordamientos que llevan a las inundaciones de las zonas aledañas al río Cabra. Además, determinar si la población está preparada para enfrentar estas situaciones de emergencia.

De la información obtenida a partir de diferentes fuentes en relación a las precipitaciones en la región cercana al río Cabra pudimos percatarnos de que estas se mantienen casi iguales en cuanto a los totales promedio en los meses más lluviosos (octubre y noviembre) en el período tomado para el análisis (2012-2016). Sin embargo, observamos que la variación se encuentra en que en una sola semana se dan las precipitaciones máximas, es decir que las mismas no se distribuyen de una manera uniforme a través del mes. Cabe resaltar que el período analizado es muy corto por lo cual no podemos asegurar de que esta sea o no la causa del problema de las inundaciones.

Registro de las precipitaciones en los meses de octubre y noviembre (2012-2016) (estación meteorológica de Tocumen AAC)

Figuras 10 a 19. Registros de precipitaciones diarias mensuales (2012 a 2017, meses de octubre y noviembre de cada año).

Ocupación del territorio aledaño al cauce del río y aumento de la vulnerabilidad

En la visita al sitio se pudo ver que en las zonas aledañas al río se han desarrollado proyectos urbanísticos y de construcción en general, lo cual ha incrementado la población en el área y además se han cambiado los usos del suelo en dichos lugares. Por ejemplo según información que nos dan los pobladores, en esta zona cercana al río se dedicaban al cultivo de arroz y tomates. En la actualidad, la agricultura no es la actividad principal y los asentamientos humanos han ocasionado que se desarrollen otras actividades y por ende se aumenta la vulnerabilidad de la personas ante las crecidas y desbordamientos del río.

Figura 20. Acumulación de sedimentos producto de la erosión del cauce.

También se pudo apreciar gran cantidad de basura producto de las actividades humanas y acumulaciones de sedimentos en algunas partes del río. Esto último debido al aumento de la erosión de las márgenes del cauce, asociada a la deforestación de grandes extensiones de terreno para los proyectos de construcción.

Figura 21. Áreas deforestadas para la construcción de barriadas.

La acumulación de basura y sedimentos en zonas del río cercanas a la población, reduce en muchos casos la capacidad del cauce para transportar las aguas, lo que ocasiona que el río se desborde y ocurran las inundaciones.

Figura 22. Basura acumulada en orillas del río Cabra

En cuanto a la información obtenida a partir de la aplicación de la encuesta, las personas, en su gran mayoría, se sienten inseguras y vulnerables ante los eventos de inundaciones. Manifiestan su desconocimiento en cuanto a las medidas que deben tomar en casos de emergencia, y si los sistemas SAT que se tienen en el río están funcionando realmente.

Además, las personas entrevistadas nos indicaron que ellos no creen que un aumento de las lluvias sea el problema, sino más bien que ellos se han asentado en zonas inundables. Sin embargo, por problemas económicos y sociales no tienen a dónde más vivir y solo les queda esta alternativa. Aunado a lo anterior, muchos residentes son poco responsables con el manejo de los desechos sólidos y de los efluentes líquidos contaminantes que van a parar alrío Cabra directamente.

La población cercana nos indicó que sienten que las autoridades no ejecutan acciones bien planificadas para atender la problemática y que solamente acuden o presentan soluciones en los casos de desastres.

Resultados de las encuestas

Muestra: 15 personas mayores de 18 años (residentes en las áreas aledañas al río).

Figuras 22 a 28. Resultados de las encuestas.

Discusión de resultados y conclusiones

Con los resultados obtenidos en la investigación realizada para determinar las causas reales del desbordamiento del río Cabra que ocasionan las inundaciones en las poblaciones aledañas durante el período de fuertes lluvias en Panamá, pudimos determinar que las lluvias en sí, no han aumentado de manera considerable en los últimos años. Lo anterior permite avanzar la idea que no son la causa principal del problema (cabe destacar también que el período de lluvias analizado es corto y en muchos casos no contamos con las herramientas y modelos suficientes para profundizar en este punto). Sin embargo, según observaciones realizadas en el sitio y según lo que arrojó el cuestionario y entrevistas realizadas, pudimos percatarnos de que las actividades humanas en el área han cambiado el paisaje y han afectado directamente el cauce de los ríos, aumentando su vulnerabilidad.

La población aledaña en parte entiende que se encuentran en zonas vulnerables, y que el desarrollo de proyectos de urbanizaciones y construcciones en general han incrementado el riesgo de sufrir inundaciones en zonas habitadas ante los desbordamientos del río Cabra. Esto debido a la deforestación en las márgenes del río que traen consigo un aumento en la erosión del cauce y por ende la acumulación de sedimentos en ciertas zonas, además de la gran cantidad de desechos sólidos y desperdicios que van a dar directamente al río.

Además, la población desconoce, en la mayoría de los casos, cómo actuar ante la ocurrencia de inundaciones, y dicen que las autoridades no los capacitan ni prestan la debida atención para resolver esta problemática.

Para concluir podemos decir que con este trabajo de investigación nos hemos podido percatar de que en muchos casos los desastres naturales los asociamos directamente con el cambio climático sin hacer una investigación adecuada de las variables involucradas en la problemática, con lo cual podemos llegar a emitir opiniones erróneas y en el peor de los casos plantear soluciones poco acertadas a los problemas. Como en este caso de las inundaciones que ocurren en las poblaciones aledañas al río Cabra. Sabemos que se han tomado algunas acciones. Sin embargo, se necesitan hacer estudios más a fondo, tanto de los factores climáticos, culturales, socioeconómicos y socioambientales para poder establecer medidas de adaptación que nos lleven a reducir los impactos que causan los desbordamientos de los ríos, no sólo en Panamá Este, sino también en el resto del país.

Recomendaciones

1. Educar a la población que vive en las zonas inundables, sobre los sistemas de prevención y cómo actuar en casos de desastres, esto debe hacerse en conjunto con los estamentos de seguridad (Bomberos, SINAPROC, etc.), las autoridades y la comunidad para obtener resultados realmente significativos.
 Comunicación. Se diferencian dos medidas de comunicación:
o Comunicación general a la población en materia de riesgo de inundación ya que aporta un mejor entendimiento del riesgo existente, además de facilitar el conocimiento de los procedimientos de actuación durante la inundación.
o Comunicación durante el evento de inundación que se centra en el aviso a la población sobre la amenaza de carácter inminente, mediante la utilización del sistema de alarma.

Figura 29. Modelo de afiche informativo.

 Movilización de ciudadanos: Se clasifican en tres categorías en función del tiempo disponible para la evacuación.
o Evacuación preventiva: con anterioridad al evento de inundación.
o Evacuación forzosa: durante el desarrollo de la inundación.
o Huida: desplazamiento por efectos de un evento inminente.

Figura 30. Movilización de ciudadanos.

2. Establecer un mapa de riesgo en la zona para que se eviten las construcciones de viviendas y otros tipos de proyectos en las áreas aledañas al río que aún no se han desarrollado.

3. Establecer planes adecuados de reforestación en las márgenes del río para reducir la erosión y la acumulación de sedimentos.

Figura 31. Reforestación de los márgenes del río.

4. Aplicar fuertes sanciones a las personas y empresas que arrojen al río desechos sólidos o vertidos contaminantes.

5. Financiar por medio de instituciones gubernamentales y no gubernamentales, estudios e investigaciones enfocadas a proponer diferentes soluciones a la problemática de las inundaciones (esto conlleva formar equipos interdisciplinarios para abordar de una manera más amplia y eficiente la investigación).

6. Utilizar sistemas tecnológicos más avanzados para actualizar el SAT del río Cabra, así como fortalecer la organización comunitaria con señalización en las comunidades, sistemas de alarmas, sistemas de comunicaciones, planes de emergencia y contingencia.

7. Construir un embalse de amortiguación o represa.

8. Construir bermas o muros de bloques trabados a cierta altura (según estudios hidrológicos) en las márgenes del río, en donde se presenten problemas de desbordamiento durante las crecidas.

9. Se recomienda el fortalecimiento del SINAPROC con una sección y unidad de trabajo que organice, planifique, fortalezca y coordine todos los elementos concernientes de sistemas de alerta temprana.

10. Que se tomen en cuenta y se ejecuten por parte de profesionales idóneos los planes de manejo ambiental, incluidos en los estudios de impacto ambiental para cada proyecto que presente cierta vulnerabilidad ante eventos de inundaciones.

Bibliografía

Tesis: “Efectos de los Eventos de Lluvia en la calidad de Agua de los ríos que abastecen las plantas potabilizadoras de Cabra y Pacora”. 2009. Gloria García y Johana Valdés.

Atlas Ambiental de la República de Panamá. Primera Versión 2010.

Contraloría General de la República, Censos Nacionales de Panamá.

Instituto Geográfico Nacional Tommy Guardia (IGNTG). 2000. Fotos Áreas del o Cabra.

Infografía

América del Norte / Panamá (Panama City) / Panamá / río Cabra (s.a., s.f.). Recuperado el 14 de febrero de 2016, de http://es.getamap.net/mapas/panama/panama/_cabra_rio/

Defensoría del Pueblo – Gobierno Nacional, Panamá (2011). Electronic References [en línea] Ciudad de Panamá, Panamá. Recuperado el 13 de marzo de 2016, de http://defensoriadelpueblo.gob.pa/index.php?option=com_k2&view=item&id=1529:Prados-del-Este-es-una-planicie-de-inundaci%C3%B3n-del-Rio-Cabra.&tmpl=component&print=1

ETESA – Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (2009). Sistema de Alerta Temprana río Cabra, [en línea]. Ciudad de Panamá, Panamá. Panamá: ETESA. Recuperado el 21 de febrero de 2016, de http://www.hidromet.com.pa/sat_cabra.php

Periódico Día a Día (2013, 10 de Marzo). Desborde de río Cabra deja 81 familias afectadas, [en línea]. Ciudad de Panamá, Panamá. Recuperado el 21 de febrero de 2016, de http://www.diaadia.com.pa/impacto/desborde-de-r%C3%ADo-cabra-deja-81-familias-afectadas-216552

Periódico Panamá América (2010, 14 de Noviembre). Urbanizaciones y limpieza de la Bahía causan inundaciones, [en línea]. Ciudad de Panamá, Panamá. Recuperado el 13 de marzo de 2016, de http://www.panamaamerica.com.pa/content/urbanizaciones-y-limpieza-de-la-bah%C3%ADa-causan-inundaciones

http://www.google.com Informe SAT Panamá.pdf